Zancas de pollo al microondas

 

El pollo, carne blanca, tiene proteínas de calidad, minerales, vitaminas y bajo contenido en grasas y calorías (siempre y cuando evitemos comer su piel a pesar  de lo rica que está bien rustida).

Un pollo alimentado con pienso y que no se “haya movido mucho” será más graso que uno alimentado con grano y que “haya campado” a sus anchas.

A veces nos encontramos con pollos con una carne más amarilla o con pollos con una carne más blanca ¿y por qué puede suceder esto?. Pues simplemente por el tipo de alimentación que el pollo tuviese a lo largo de su vida, más maíz o menos maíz.

Podemos hablar de distintos tipos de pollos: de corral, de granja, picantón….

Decir que la carne de pollo es una de las carnes más consumidas, de sabor suave, y que se brinda para preparar de mil maneras distintas.

 

Hoy toca cocinar unas zancas de pollo al microondas. Receta sencilla, rápida y sabrosísima.

 

Comencemos con la receta

 

Ingredientes.-

4 zancas de pollo
1 cebolla
1 pimiento rojo (mediano)
1 pimiento verde (mediano)
1 bote de salsa de tomate casera
Aceite de oliva
Sal
 

Elaboración.-

Comenzamos salando las zancas de pollo y reservamos.

Continuamos cortando en juliana la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde.

En una sartén, pondremos unas 5 cucharadas de aceite de oliva y la colocaremos al fuego.

Cando el aceite comience a calentar, incorporamos la cebolla y los pimientos cortados. A fuego suave, dejamos que se vayan pochando. Incorporamos la salsa de tomate cuando veamos que las verduras están ya lo suficientemente pasadas (en su punto justo). Removemos la mezcla y salamos al gusto.

Dejamos todos los ingredientes juntos unos minutos al fuego.

Colocamos las zancas en una fuente apta para microondas y vertemos la salsa sobre ellas.

Introducimos la fuente, con todos los ingredientes de nuestra receta, al microondas.

Hay microondas con opción a programarlos según el tipo y peso del alimento a cocinar. Si nuestro microondas dispone de esta posibilidad, seleccionamos la opción “pollo” e introducimos el peso, con lo que ya nos indica el tiempo necesario para que nuestro plato quede perfecto, incluidos esos minutos de grill que hacen más apetitosas aún a esas zancas que estamos preparando.

Si nuestro microondas no dispone de esta posibilidad, lo programamos para unos 40 minutos. Añadiendo unos 5 minutos de grill al finalizar ese tiempo.

Terminado todo el proceso, dejamos reposar las zancas dentro del microondas unos 2 minutos.

Recordad que el tiempo es orientativo, siempre dependerá de la potencia de cada microondas.

 

¿Y con qué podemos acompañar este palto? Yo me inclino por una ensalada de canónigos y manzana aliñada con vinagre de Módena y aceite de oliva.

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario