Una cena rápida: pechuga, cebolla y champiñones

Casi se puede afirmar que la pechuga de pollo es uno de los alimentos con más aceptación.

Es ideal para la elaboración de dietas por su  bajo contenido en grasa, por ser de fácil digestión, porque nos aporta proteínas de buena calidad.

 

Aunque pueda parecernos un alimento simple y soso, con la pechuga de pollo podemos preparar gran variedad de platos: a la plancha, al horno con salsa,…. Nos permite preparar platos rápidos, con sabor, jugosos, de preparación sencilla. Muy recurrido es el plato de pechuga a la plancha acompañado con una ensalada y, aunque es una opción muy sana, existen más posibilidades de cocinar la pechuga de pollo de forma saludable.

Una opción para prepararla de manera sabrosa y rápida es la que vamos a realizar a continuación acompañándola de unos deliciosos champiñones y cebolla, que la harán más jugosa.

 

Ingredientes

1 pechuga de pollo fileteada
1 cebolla mediana
300 gramos de champiñones (aproximadamente)
Pimienta
Sal
Aceite de oliva
 

Elaboración

Comenzamos partiendo los filetes de pechuga en tiras no muy gruesas, salamos y reservamos.

A continuación partimos la cebolla en juliana.

Vamos con los champiñones: podemos utilizar champiñones frescos o de lata, la elección dependerá de la “prisa” que tengamos.

Si optamos por champiñones  frescos, los limpiaremos pasándoles un trapo humedecido y después los partiremos en láminas.

Si optamos por champiñones en lata, mejor que sean laminados.

Ponemos en una sartén unas 5 cucharadas de aceite de oliva y, cuando esté el aceite caliente, echamos la cebolla partida en juliana, tapamos la sartén y mantenemos a fuego suave para que se poche la cebolla.

Si elegimos champiñones frescos, una vez pochada la cebolla, los incorporamos y dejamos al fuego entre 5-7 minutos, removiendo de vez en cuando

Pasado ese tiempo, comprobamos que los champiñones estén casi hechos y añadimos las tiras de pechuga. Sal-pimentamos al gusto y removemos cada poco hasta que la pechuga se haga, cosa que sucederá en nada.

 

Si elegimos champiñones en lata, los incorporamos una vez se hayan pasado las tiras de pechuga, removemos y mantenemos un par de minutos al fuego. ¡Sal-pimienta también!

 

 

Servimos en un plato acompañado de un huevo frito, por ejemplo, o de una ración de patatas fritas ¡o de las dos cosas!

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario