Rollo de carne picada

Cuando vayamos a comprar la carne picada para preparar esta receta, podemos pedir que nos preparen la pieza de carne que más nos guste e incluso pedir que nos mezclen (mitad y mitad) carne de cerdo y ternera con lo que el resultado será más jugoso. También podemos pedir que la piquen más o menos dependiendo de la receta que vayamos a cocinar. Si queremos preparar unas albóndigas o unas hamburguesas o este rollo, con una vez que pasen la carne por la picadora será suficiente ya que cuantas más veces la pasen, más dura y compacta queda.

En algunas carnicerías nos ofrecen la posibilidad de aderezar la carne con ajo y perejil, opción que podemos aprovechar y así evitarnos este paso en casa.

 

La carne picada es un alimento muy sabroso que da mucho juego en la cocina, pudiendo ser un estupendo relleno para pasta  o verduras, o permitiéndonos preparar unas deliciosas albóndigas, y qué decir de este exquisito rollo de hoy, tan fácil de preparar.

 

Ingredientes

1 kilo de carne picada
150 gramos de jamón serrano
8 lonchas de queso
3 huevos
2 dientes de ajo
Una cucharada de perejil picado
Sal
Para la salsa

1 cebolla mediana
1 zanahoria
1 diente de ajo
Media cucharada de perejil picado
Medio vaso de vino blanco
Medio vaso de agua
Aceite de oliva
Sal
 

Elaboración

Comenzamos adobando la carne picada y para ello la colocamos en una fuente y añadimos los dientes de ajo picados en trozos muy pequeños, el perejil y una pizca de sal, no mucha, ya que el jamón serrano también va a contribuir a poner el punto de sal.

Batimos un huevo y lo sumamos a todo lo anterior.

Revolvemos, con una cuchara de madera o incluso con las manos (¡bien limpias!) para que se mezclen bien todos los ingredientes

A continuación, preparamos una tortilla francesa (sin doblarla) con los dos huevos restantes.

Toca comenzar a montar el rollo de carne picada, para ello extendemos la carne sobre una lámina de papel de aluminio, dejándola en una capa fina.

El siguiente paso consiste en ir colocando el relleno sobre la capa de carne picada. Comenzamos colocando las lonchas de jamón , sobre ellas la tortilla francesa y por último, las lonchas de queso. Todo ello bien extendido sobre la carne.

Solo nos queda enrollar apretando bien el rulo para lo que podemos ayudarnos del papel de aluminio sobre el que la colocamos.

Ya enrollado, cerramos bien los bordes y, manteniendo el rollo tapado con el papel de aluminio, lo colocamos en una fuente apta para horno y la introducimos en el horno a 180 grados durante 25 minutos aproximadamente, con calor arriba y abajo.

Pasado ese tiempo, destapamos el rollo y volvemos a introducirlo en el horno otros 20 minutos, más o menos.

Mientras el rollo está en el horno, tenemos tiempo para preparar la salsa que lo acompañará una vez servido en los platos de nuestros comensales.

Para ello picamos la cebolla, la zanahoria y el diente de ajo en trozos pequeños y, junto con el perejil y una pizca de sal, los echamos a pochar en una sartén, a fuego medio, con 5-6 cucharadas de aceite.

Cuando veamos que ya están pochados, sumamos medio vaso de vino blanco y mantenemos al fuego 2-3 minutos para que el alcohol se evapore. A continuación añadimos medio vaso de agua dejando al fuego otros 2 minutos.

Pasamos la mezcla al vaso de la batidora y trituramos hasta obtener una salsa suave y homogénea.

Dejamos que el rollo temple un poco antes de partirlo en lonchas de unos dos centímetros de grosor. Lonchas que podemos servir en los platos acompañadas por esa salsa tan rica que preparamos.

 

¡Buen provecho!

 

YMI

Deja un comentario