Muslos de pavo al horno

Al hablar de recetas preparadas con carne de pavo parece que nuestra mente se pone a pensar en comidas especiales para la época navideña, como es el caso. Sin embargo, si tenemos en cuenta que la carne de pavo tiene muy poco contenido graso y gran cantidad de proteínas y vitaminas, se convierte en una buena candidata a la hora de preparar dietas que nos ayuden a controlar nuestro peso, por ejemplo.

Y, aunque tenga fama de aportar un sabor poco emocionante, si la preparamos con una rica salsa, seguro que nos apuntamos a repetir receta.

Ingredientes

4 zancas de pollo
1 cebolla mediana
1 bote de pimientos del piquillo
½ vaso de vino blanco
Harina
Aceite de oliva
Sal
Elaboración

Vamos a comenzar salando los muslos de pavo, a continuación los enharinamos y los sellamos dorándolos por todos sus lados en una sartén con 5-6 cucharadas de aceite bien caliente, con un par de minutos será suficiente. Los sacamos a un plato y reservamos.

Continuamos pelando la cebolla  y la partimos en juliana. En la misma sartén en la que sellamos los muslos ponemos 4- 5 cucharadas de aceite, cuando esté  caliente añadimos la cebolla partida, removemos y mantenemos a fuego suave hasta pocharla momento en el que sumaremos los pimientos del piquillo partidos en tiras, una pizca de sal y removemos con cuidado dejando que se haga todo junto durante unos minutos. Sumamos el medio vaso de vino y mantenemos la sartén al fuego otro par de minutos para que se evapore el alcohol.

Ponemos los muslos de pavo en una fuente apta para horno y vertemos sobre ellos la salsa que ya tenemos preparada.

El siguiente paso será meter la fuente al horno, que ya habremos precalentado a 180 grados, durante 50 minutos aproximadamente, controlando de vez en cuando para evitar que se sequen en exceso. Si fuera éste el caso, podemos regarlos con un poco de agua.

Pasados los 50 minutos, dejamos que nuestra receta reposo unos minutos en el interior del horno y….muslos de pavo listos para degustar.

 

Como acompañamiento, por qué no  unas deliciosas patatas fritas o, aún más saludable, una ensalada de lechuga, granada y cebolla dulce.

¡Buen Provecho!

YMI

Deja un comentario