Morcilla de arroz con tomate

La morcilla de arroz o morcilla de Burgos está elaborada a base de sangre de cerdo, cebolla, manteca de cerdo, arroz, sal, pimienta, pimentón y alguna que otra especie más.

 

Podemos encontrar distintas variedades del mismo producto (Lerma, Villarcayo, Villadiego, de Cardeña, de Sotopalacios,…) ¿Cuál puede ser la más rica? Decide vuestro paladar.

 

Podemos consumirla frita, cocida, a la parrilla, formando parte de una tortilla, acompañando a alubias o lentejas,…. Guisada en salsa de tomate resulta ser una delicia que sorprenderá, además de ser una receta fácil y rápida de preparar.

 

Ingredientes

1 morcilla de arroz
½ cebolla
350 gr. de salsa de tomate (aproximadamente)
Aceite de oliva
 

Elaboración

Cortamos la morcilla de arroz en rodajas de unos 2 dedos de grosor aproximadamente.

Colocamos a fuego medio una sartén con unas 2-3 cucharadas de aceite de oliva y, cuando el aceite esté caliente, ponemos las rodajas de morcilla manteniéndolas 1 minuto por cada cara  o hasta que se forme una costra en cada uno de los lados.

Sacamos los trozos a un plato y reservamos.

Partimos la media cebolla en juliana y la pochamos en esa misma sartén y con ese mismo aceite.

Una vez pochada, sumamos la salsa de tomate y le damos un par de vueltas a todo, manteniéndolo al fuego unos minutos, pasados los cuales incorporamos los trozos de morcilla y dejamos a fuego suave 15 minutos más o menos.

 

¿Qué pide este plato como acompañamiento? Pues unas deliciosas patatas fritas en aceite de oliva y porqué no añadir también unos pimientos del piquillo

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario