Limonada

La limonada es una bebida refrescante, elaborada con limones, agua y azúcar.

Ya en el Egipto Medieval se preparaba una bebida que incluía hojas de cidro, que es un cítrico de mayor tamaño que el limón, con corteza algo más gruesa y con menos jugo.

En documentos de esa época, se hace referencia a este tipo de bebida que tomaban los judíos en Egipto y que incluso exportaban, todo ello allá por el sXIII.

Hacia mitad del s XVII comienza a consumirse en París una bebida, que se hizo muy popular,a base de agua con gas, zumo de limón y miel.

Los inmigrantes europeos llevaron a América esta bebida que se convirtió en una buena alternativa cuando se prohibió el consumo de bebidas alcohólicas.

 

La limonada es una bebida saludable, muy refrescante y muy fácil de preparar, siendo una gran aliada para  combatir el calor de los días de verano.

 

Ingredientes

•       600 ml de agua

•       7 limones

•       150 gramos de azúcar

•       Cubitos de hielo

•       Hierbabuena (opcional)

 

Elaboración

Comenzamos a preparar esta limonada mezclando en un cazo el agua con el azúcar y lo ponemos a fuego suave, removiendo hasta que el azúcar se disuelva. Entonces, apartamos el cazo del fuego y dejamos que enfríe la mezcla.

En cuanto comprobemos que está fría, la pasamos a una jarra y  exprimimos 6 limones. Vertemos el zumo obtenido en la jarra junto con la mezcla de agua y azúcar.

Partimos en rodajas el limón que nos queda pendiente y las sumamos a la jarra con todo lo anterior.

Removemos todo muy bien y añadimos los cubitos justo en el momento en el que  vamos a servir la limonada, así no se aguará.

 

Si nos apetece darle un toque más intenso, podemos echarle unas hojas de hierbabuena.

 

Saboread la limonada disfrutando de una maravillosa tarde de verano.

 

YMI

 

Deja un comentario