Flan de calabaza

Como apunte introductorio, decir que aunque algunas fuentes señalan el origen de la calabaza en América, parecer ser que éste está en Asia meridional y desde allí se extendería hacia América.

 

La calabaza nos aporta pocas calorías, es rica en vitamina A, vitamina C, fósforo, calcio, fibra,…, y si, además, nos sirve para preparar un delicioso postre como es el flan de calabaza, qué más le podemos pedir.

Es una de esas verduras que se conserva mejor a temperatura ambiente, fuera de la nevera. Tenemos la opción de congelarla y si así lo decidimos, es mejor hacerlo después de tenerla ya cocida.

Podemos consumirla cruda, cocida, asada, frita, elaborar con ellas sabrosas cremas,…Nos ofrece un montón de posibilidades y una de estas posibilidades es como ingrediente de algún postre, como es el caso de nuestra receta de hoy.

 

Ingredientes

600 gramos de calabaza
200 ml de nata
200 ml de leche
100 gramos de azúcar blanco
100 gramos de azúcar moreno
½ sobre de levadura
2 cucharadas de maicena
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de sal
Para el caramelo

4 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua
1 cucharada de zumo de limón
Elaboración

Comenzamos pelando la calabaza, la partimos en trozos y la cocemos en la ola exprés durante 7 minutos, contados desde que la válvula comienza a girar.

Pasado ese tiempo y una vez que la olla haya perdido presión, abrimos la olla, sacamos los  trozos de calabaza y los escurrimos muy bien.

Una vez templada, ponemos todos los ingredientes de nuestra receta en una fuente y los trituramos con la batidora hasta obtener una mezcla fina.

Toca caramelizar el azúcar, para ello ponemos en una fuente las 4 cucharadas de azúcar, las 3 cucharadas de agua y la cucharada de limón, introducimos la fuente al microondas y en unos 6-8 minutos aproximadamente tendremos el caramelo. El tiempo es orientativo, siempre dependerá de la potencia de nuestro  microondas.

A continuación, vertemos la mezcla en la fuente caramelizada y la metemos en el horno, ya precalentado, durante 50 minutos a 180 grados.

El siguiente paso, y ya el último de esta receta, será sacar nuestro flan de calabaza del horno, esperar a que enfríe un poco y desmoldarlo.

 

Acompañado de un poco de nata montada estará para chuparse los dedos.

 

¡Buen provecho!

 

YMI

Deja un comentario