Compota de manzana

Receta fácil de preparar y que puedes tomar como postre o como acompañante de platos dulces, por ejemplo unos deliciosas frisuelos, o como acompañante de platos salados, por ejemplo unos estupendos asados de carne; o ¿por qué no atreverse a que comparta plato con un poco de foie?, el contraste de sabores resulta espectacular.

La compota puede poner un toque delicioso a cualquier opción elegida.

 

Las manzanas que mejor se brindan para elaborar esta receta son las del tipo reineta o las del tipo golden; aunque, por supuesto, se puede utilizar la variedad que más guste.

 

La cantidad de azúcar a añadir dependerá del tipo de manzana utilizado (hay variedades más dulces y variedades menos dulces) y también de “lo dulces que seamos” nosotros. Es recomendable comenzar con un par de cucharadas soperas e ir añadiendo poco a poco más azúcar hasta satisfacer nuestro paladar.

 

Ingredientes:

6 manzanas de tamaño mediano
2 cucharadas soperas de azúcar (para comenzar)
1 rama de canela
1 vaso pequeño de agua
Zumo de medio limón
 

Elaboración:

Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las partimos en trozos pequeños.

Colocamos los trozos de manzana en una cazuela y añadimos las dos cucharadas de azúcar, la rama de canela, el agua y el zumo de limón (si decidimos incorporarlo a nuestra receta)

Ponemos la cazuela a fuego fuerte hasta que comience a hervir, entonces lo bajamos a fuego suave.

Mantenemos al fuego hasta que las manzanas adquieran la textura que nos gusta (entre 30-40 minutos aproximadamente)

Retiramos la rama de canela y aplastamos nuestra compota un poco con un tenedor

Si preferimos una textura más fina, entonces podemos pasarla por la batidora, así no encontraremos ningún “tropiezo”, quedando muy suave.

Una vez se haya enfriado, podemos guardarla en un tarro de cristal en la nevera. Aguantará 4-5 días, el azúcar permite que se conserve.

 

A la hora de servirla, estará más deliciosa si la templamos un poco metiéndola unos segundos al microondas.

 

Si optamos por la versión postre, y si nos gusta mucho la canela, no podemos quedarnos con las ganas de espolvorear nuestro cuenco con canela en polvo.

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario