Coliflor con patatas cocidas y migas de bacalao

Plato que vamos a preparar con coliflor, prima muy cercana del brócoli y la col,  muy saludable porque contiene vitaminas, minerales y fibra, que se puede consumir cocida en agua, al vapor, salteada, al horno,…

Patatas, tubérculo con grandes virtudes alimenticias, imprescindible en la cocina, tan versátil que lo mismo se puede utilizar como guarnición de otros platos que como ingrediente principal.

Bacalao, pescado que, tanto fresco como en salazón, aparece un muchas recetas, tiene bajo aporte de calorías y muy buenas propiedades nutricionales.

Para esta receta, sabrosa y muy sencilla de preparar, vamos a optar por un buen filete bacalao fresco.

¿Comenzamos?

 

Ingredientes

•       1 coliflor mediana

•       2 patatas medianas

•       1 filete de bacalao fresco

•       2-3 dientes de ajo

•       1 cucharada de pimentón (picante o dulce)

•       Aceite de oliva

•       Vinagre de vino

•       Sal

 

Elaboración

Preparamos la coliflor al vapor y para ello lavamos muy bien la coliflor, separamos sus ramilletes y reservamos.

Continuamos pelando las patatas, las cortamos en trozos pequeños y reservamos también.

A continuación, preparamos una cazuela para cocer al vapor los ramilletes de la coliflor y los trozos de patata cubriendo su fondo con un dedo de agua aproximadamente, ponemos la coliflor y las patatas en un cestillo apto para cocer al vapor y lo introducimos en la cazuela, manteniéndola al fuego durante 8-10 minutos y comprobamos si ya están tiernos pinchándolos con un tenedor. Si es así, los sacamos a una fuente.

En esta ocasión también vamos a preparar el bacalao al vapor para lo que, una vez ya listas la coliflor y las patatas, utilizaremos la cestilla y la cazuela , preparándola nuevamente, para cocer el bacalao. En muy poco tiempo estará lista, consunos 5 minutos será suficiente.

Una vez cocido, dejamos que enfríe un poco, lo desmigajamos y lo ponemos en la fuente junto al resto de ingredientes.

Toca preparar el refrito.

Ponemos una sartén a fuego medio con 4-5 cucharadas de aceite y, cuando esté caliente, echamos los ajos pelados y partidos en trocitos pequeños, les damos un par de vueltas con una cuchara de madera y sumamos la cucharada de pimentón (dulce o picante, según preferencia). Le damos una vuelta a todo y retiramos la sartén del fuego.

Vertemos el refrito en la fuente , añadimos una pizca de sal y revolvemos con cuidado para mezclarlo todo muy bien.

Listo para servir.

 

¿Y la vinagre? Cada comensal puede añadir en su plato la cantidad que prefiera.

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario