Cigalas a la plancha

Se cortan las cigalas con un machete por la mitad.

Se untan de mantequilla, se rocían de zumo de limón y se salan. Se colocan sobre plancha o parrilla caliente, con los caparazones en contacto con la plancha, pues es por donde tardan más es asarse, luego se les da la vuelta. Una vez asadas se colocan en una fuente, con los caparazones para arriba. Se rocían con coñac y se les prende fuego en el momento de servirlas.

Si se quiere puede mezclarse el coñac con un poco de aguardiente. Como se sirve rápidamente el marisco no coge sabor a licor, sirve solamente para flamearlo.

Ingredientes para seis personas

6 cigalas grandes

100 gramos de mantequilla

2 limones

1 vaso de coñac

Sal

Deja un comentario