Calamares en su tinta

El calamar es un molusco marino con bajo contenido en grasa e hidratos de carbono, es una fuente de proteínas y aporta muchos minerales.

Cuando es pequeño, se le conoce como chipirón.

Los calamares más valorados son los pescados con anzuelo, llamados calamares de potera, más sabrosos y con mejor textura y que, al no ser arrastrados, llegan a las pescaderías sin arena ni fango.

 

Los calamares se brindan para poder prepararlos de cualquier forma que se os ocurra: a la plancha con un chorrito de limón, encebollados, en salsa americana, rebozados,…Van a estar buenísimos de cualquier manera.

Preparados en su tinta, con un sofrito de verduras, nos ofrecen un bocado exquisito.

 

Ingredientes

1kg de calamares
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 pimiento verde mediano
1 ramita de perejil
1 cucharada pequeña de pimentón (dulce o picante)
2 cucharadas pequeñas de harina
2 sobres de tinta de calamar
1 vaso pequeño de vino blanco
1 vaso pequeño de agua
Aceite de oliva
Sal
 

Elaboración

Limpiamos los calamares, los troceamos, los salamos y reservamos.

A continuación, picamos la cebolla, el pimiento verde, los dos dientes de ajo y la ramita de perejil.

Ponemos una sartén al fuego con 4-5 cucharadas de aceite, echamos los ingredientes picados dejándolos pochar a fuego suave.

Una vez pochados, añadimos las dos cucharadas de harina, que  ayudará a espesar la salsa, dejamos que se tueste un poco para que así desaparezca su sabor a crudo. Sumamos la cucharada de pimentón (dulce o picante, tú decides) y damos a todo un par de vueltas.

Le toca el turno al vaso pequeño de vino blanco, lo incorporamos y dejamos la sartén un par de minutos a fuego algo más fuerte para que se evapore el alcohol.

Echamos los dos sobres de tinta y volvemos a mezclar.

Pasados un par de minutos  añadimos el vaso pequeño  de agua, revolvemos y dejamos al fuego otro par de minutos.

Batimos la mezcla en la batidora hasta obtener una deliciosa salsa lisa, sin grumos, y con cuerpo.

Ya tenemos la salsa lista.

Una observación, teniendo en cuenta que los calamares soltarán agua durante la cocción, es mejor pecar añadiendo poco líquido mientras cocinamos la salsa ya que tiene mejor solución que si nos pasamos con los líquidos, siempre podremos añadir un poco más al finalizar la realización del plato.

 

Vamos con los calamares.

Ponemos una cazuela al fuego con un par de cucharadas de aceite y, cuando esté caliente, incorporamos los calamares troceados y los cocinamos entre 1-2 minutos.

Añadimos la salsa que ya teníamos triturada.

Mantenemos todo ello a fuego suave entre 25-30 minutos, comprobando que los calamares queden bien cocinados.

Probamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario.

 

Nuestro plato ya está listo para degustar.

 

Se puede acompañar con una ración de patatas fritas en aceite de oliva, cortadas en cuadraditos, o con arroz blanco que, mezclado con la salsa, quedará realmente estupendo.

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario