Bizcocho de naranja al microondas

Preparar este bizcocho es de lo más sencillo. Teniendo como aliado al microondas, en 7 minutos (más o menos), el bizcocho estará listo. Tierno, jugoso y con ese toque a naranja que le hará tener un sabor especial, tendremos un desayuno o una merienda dignos de los paladares más exigentes.

 

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 100 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla 8atemperatura ambiente)
  • 30 gramos de almendra molida
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • 1 naranja

 

Para el almíbar

  • 1 naranja
  • Zumo de 2 naranjas
  • 50 gramos de azúcar

 

Elaboración

Vamos a empezar rallando la  piel de las  naranjas y reservamos.

A continuación ponemos en un recipiente los 3 huevos  junto con el azúcar y batimos con un tenedor. Bien mezclado, añadimos la mantequilla, la almendra molida y, más o menos, la mitad de la ralladura de naranja. Volvemos a batir hasta que queden todos estos ingredientes bien integrados.

Tamizamos con un colador la harina y la levadura sobre la mezcla anterior y removemos hasta conseguir una masa uniforme.

El siguiente paso será preparar un molde apto para microondas forrándolo con papel vegetal untado con una pizca de mantequilla y vertemos sobre él la masa de nuestro bizcocho.

Ya toca introducirlo en el microondas a máxima potencia durante 7 minutos. Tenemos que tener en cuenta que el tiempo es aproximado, ya que éste dependerá de cada tipo de microondas.

Para comprobar si está hecho, pinchamos el bizcocho con un tenedor, si quedara algún resto en el tenedor es que todavía no está hecho por lo que lo volveríamos a meter al microondas entre 1-2 minutos más. Al terminar, dejamos que repose dentro del microondas 3-4 minutos y lo sacamos.

Mientras esperamos a que el bizcocho enfríe, podemos ir preparando el almíbar con el que lo vamos a bañar.

Para ello, ponemos en un cazo el zumo de las 2 naranjas, el resto de ralladura de naranja  que nos quedaba y el azúcar. En cuanto comience a hervir, mantenemos el cazo en el fuego 1 minuto largo y retiramos.

Pinchamos el bizcocho varias veces con un palillo y vertemos el almíbar sobre él.

Queda desmoldarlo con mucho cuidado y colocarlo en una fuente.

 

Podemos darle un toque de distinción espolvoreando sobre  él unos fideos de chocolate.

 

¡Buen provecho!

YMI

Deja un comentario