La trucha regresa, y va por la 51ª semana…

La Junta organiza la 51 edición de la Semana Internacional de la Trucha, que se celebrará entre el 3 y el 10 de junio, aunque el programa también incluye actividades antes y después de esos días. Como novedad este año, se encuentra ‘Clic & Fish’, una aplicación de pesca que permite recorrer el río revisando cada centímetro del cauce y conocer lo que está pasando allí en tiempo real. Todos los participantes y asistentes a esta Semana pueden obtener un código promocional para probarla gratuitamente durante un mes.

El pregón, a cargo del escritor y pescador Guy Roques, será el punto de arranque oficial de esta Semana, que tendrá lugar mañana sábado 3 de junio a las 19.45 horas en el Hostal San Marcos. Ese mismo día, con anterioridad, el Aula del Río Miguel Delibes en Vegas del Condado acogerá una jornada de pesca con mosca a la leonesa, que pretende ser el punto de encuentro en la tradición de esta ancestral modalidad de pesca.

Con el fin de divertir y entretener a los asistentes, se celebrará el domingo 4 de junio el filandón ‘Cuentos e historias de pesca’, en colaboración con la Junta Vecinal de Gradefes. En él participarán Guy Roques, Pedro García Trapiello, Eduardo García Carmona, Leonardo De la Fuente Prieto, José Gutiérrez Alaiz y Grupo “Rescoldo” de Gradefes, donde, a través de esta tradición, se contarán relatos sobre pesca.

El lunes 5 de junio tendrá lugar la conferencia ‘Problemáticas de los ríos en España y posibles soluciones’, que correrá a cargo de Jesús Cruz Cañadas y José María Blasco Martínez, miembros de AEMS-Ríos con Vida. En este coloquio, que se desarrollará en el Nuevo Recreo Industrial de la capital leonesa, se repasarán los principales problemas que tienen los ríos y qué proyectos de conservación se realizan desde AEMS-Ríos con Vida.

Del martes 6 al viernes 9 de junio, José Manuel Ruiz Pérez, Cholo, pescador y artesano, hará una demostración de la nueva colección de señuelos -perdigones livianos y perdigones flotantes- en el Aula del Río Miguel Delibes. El mismo viernes 9 de junio se celebrará una conferencia-taller en las Escuelas de Villanueva del Árbol, tituladda ‘Los macro invertebrados como indicadores de calidad de las aguas’ e impartida por Rocío Gallego García, coordinadora técnica Life+Desmania y los agentes medioambientales Valentín Muñoz Galindo y Melchor Rodríguez Díez y en ella se verá cómo se muestrean, clasifican e indican el estado de calidad de los ríos.

Gallego, por su parte, ofrecerá otra conferencia el sábado 17 de junio en las Antiguas Escuelas de Sopeña de Curueño. En esta charla, bajo el título ‘Bienvenidos a Desmania. El desmán ibérico el gran desconocido’, se pretende dar a conocer la especie del desmán ibérico. El sábado 10 de junio a las 22 horas, el Hostal San Marcos será el escenario escogido para poner el broche de oro a esta Semana Internacional de la Trucha, en la que se celebrará la cena de clausura y entrega de trofeos.

‘Pesca a la leonesa’

Fuera de las jornadas oficiales de la Semana Internacional de la Trucha, el domingo 11 de junio el Aula del Río de Vegas del Condado, bajo el patrocinio de la Asociación Pescaleón, acogerá diversas actividades como conferencias, talleres o demostraciones de pesca. Allí mismo, del 29 de mayo al 22 de junio, personas mayores y con discapacidad de distintas asociaciones de León van a poder disfrutar de distintas actividades; descubrirán cómo funcionan los ecosistemas fluviales, aprenderán a distinguir las especies animales y vegetales que pueblan los ríos y otras masas de agua, de una forma adaptada a sus necesidades. Además, los educadores les enseñarán a pescar, en la modalidad sin muerte, en un estanque naturalizado.

Jornadas gastronómicas

Las Jornadas Gastronómicas de la Trucha son otro de los platos fuertes de esta Semana Internacional. Desde mañana y hasta el 10 de junio, se podrán degustar platos y tapas en los establecimientos asociados participantes de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de León (APEHT).

Además, esta asociación organizará el concurso-exposición gastronómico de la trucha, que cumple este año su 51 edición constituyéndose como el más antiguo de España. Declarado de Interés Turístico Regional, reúne a cocineros de toda España con el objetivo de resaltar la importancia de ese pescado a través de la elaboración de una gran diversidad de platos. El concurso tendrá lugar el 6 de junio y la muestra de los platos elaborados se podrá visitar gratuitamente de 16 a 19.45 horas en el claustro de la Diputación de León. Por último, el edificio La Panera, de Sopeña de Curueño, acogerá la exposición ‘El desmán ibérico’, que se podrá visitar del 11 al 17 de junio.

Intercambio de recetas

Elena F. Gordón / Ical Endivias de Peñafiel braseadas, coco y fresa, bacalao con guisantes de Tudela de Duero y minitarta de queso de oveja de Mucientes y piñones de Pedrajas de San Esteban. Son algunos de los platos elaborados con productos de Valladolid que siete restaurantes de la provincia de León ofrecerán a sus clientes del 11 al 25 de mayo dentro de la campaña ‘Cocinando con lo nuestro’ que impulsan las diputaciones de ambas provincias.

Otros siete cocineros vallisoletanos prepararán en los fogones de sus establecimientos platos con ingredientes de León, como la cecina, el botillo, la manzana reineta del Bierzo y pimientos de Fresno de la Vega, entre otros. La iniciativa se presentó en el Palacio de los Guzmanes de León la semana pasada y se dio a conocer un día después en un acto  en la Escuela Superior de Cocina de Valladolid.

En la provincia leonesa se han sumado a esta iniciativa los restaurantes Cocinandos, Becook y Bodega Regia de la capital, La Tronera de Villadepalos, el Serrano de Astorga, Los Poínos de Valdevimbre y Casa Luis de Sahagún, cinco de los cuales ofrecieron durante la presentación en la sede de la Diputación  una degustación de los platos que servirán durante dos semanas en una iniciativa que también da protagonismo a productos que comparten ambas provincias como la lenteja de Tierra de Campos o los vinos de la Denominación de Origen Tierra de León.

Valladolid cuenta con la participación de los restaurantes La Criolla, Trigo, La Garrocha y Sibaritas Klub en la capital y con La Botica de Matapozuelos, El Rincón del Labrador de La Santa Espina, La Martina de Montemayor de Pililla y El Ciervo de Cabezón de Pisuerga.

Cocineros del futuro

Elena F. Gordón El Complejo San Cayetano, propiedad de la Diputación, acoge las instalaciones que el Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Ciudad de León dedica a los ciclos formativos de Grado Medio de Cocina y Gastronomía y de Restaurante y Bar. Los alumnos adquieren en ellos los conocimientos y destrezas que les permiten enfrentarse después al reto de hacerse un hueco en el mercado laboral.

El fruto del esfuerzo de estudiantes y profesores se ve primero en la cocina, donde unos preparan las comidas que oferta el restaurante pedagógico y después en la propia sala, donde otros presentan y sirven los platos a clientes reales, como los que después juzgarán su labor en un establecimiento hostelero cuando dejen las aulas y consigan un puesto de trabajo.

Carmen Sánchez es la jefa de Estudios de Hostelería y Turismo, donde se enmarcan estos cursos que suponen una auténtica oportunidad laboral para quienes los superan. “No conozco a nadie que no trabaje. Alumnos míos del año pasado estuvieron trabajando todas las navidades en los restaurantes donde hicieron las prácticas”, resume para explicar que elegir esta formación supone cierta garantía en una ciudad como León, donde el turismo gana peso y, por supuesto, en un país como España, en el que es un motor económico fundamental.

La mayoría de los alumnos proceden de la ESO (Enseñanza Secundaria Obligatoria) pero también hay adultos, personas que por diversas circunstancias se han quedado en el paro, buscan una forma de reciclarse y optan por acercarse a un sector en el que siempre hay ofertas de empleo.

Futuros cocineros

El restaurante pedagógico se nutre de los platos que se preparan a escasos metros en la cocina en la que Cristina Robles fue alumna hace años y ahora enseña Técnicas Culinarias. Afincada en León desde hace tiempo, esta navarra de 36 años se estrenó como profesora del centro hace meses. Trabaja para que los estudiantes aprendan las condiciones básicas de las técnicas de cocina que tienen que aplicar después, adecuándose a la realidad. “Que den servicios de cocina como si fuera un restaurante real”, subraya como objetivo.

Les enseñan, por ejemplo, a cocer, pochar, escalfar y brasear -o bresear- los distintos géneros (carne, pescado, pastas, arroces, hortalizas), para que cuando se efrenten a una cocina profesional sepan cómo moverse. La evolución es notable desde que arranca el curso, adquiriendo al comienzo nociones sobre cómo coger el cuchillo y las principales técnicas de corte y acabando el primer curso sabiendo preparar cualquier tipo de arroz, hortaliza u otros alimentos.

Como ejemplo, el menú que sirven este día: de aperitivo, un tartar de salmón; de primero, patatas con carne, ravioli rellenos de espinacas y ricotta con salsa cremam y crema de purrusalda y de segundos, merluza rellena con salsa americana, corvina a la plancha, codillo braseado y pollo ‘villerroy’. Los comensales elegirán de postre entre bandas de manzana con hojaldre y torrijas caramelizadas; todo elaborado por ellos.

“Empiezan por dos primeros y dos segundos y llegan hasta un menú degustación. Lo más gratificante es ver el proceso, la evolución y que llega un momento en el que la gran mayoría de ellos puede trabajar perfectamente en cualquier cocina”, detalla. Lo hacen, cómo no, después de protagonizar anécdotas que no pasan de eso si se detectan a tiempo, como ocurrió cuando comprobaron que un postre no caramelizaba porque en lugar de azúcar le habían echado sal. Aunque los clientes del restaurante pedagógico no son demasiado exigentes, en cocina siempre están pendientes de saber si la comida llega caliente a la mesa y está bien cocinada… es importante conocer posibles fallos para mejorar.

Carlos S. Campillo

El ‘boom’ de la cocina

La proliferación en los últimos años de los programas de televisión dedicados al mundo de la cocina ha tenido una repercusión directa en la formación relacionada con esta materia. “El ‘boom’ de los programas de cocina se nota. La cocina antes era el gran desconocido de la Formación Profesional y ahora gracias a esos programas ha ido en aumento”, reconoce la profesora, que alude también a las expectativas laborales como uno de los atractivos de estos cursos. “La gran mayoría piensa que va a conseguir trabajo. Esto te vale para tu vida personal y para el ámbito profesional; puedes trabajar en muchos sitios”, afirma.

Ingeniero-cocinero

Arturo Olivera tiene 26 años, le gusta la cocina y cuando supo que en León se impartía esta formación decidió cursarla. Vive con sus padres, a quienes después de estudiar Ingeniería Informática sorprendió con una vocación que supuso ir mucho más allá en su afición por la hostelería -trabajó de camarero y en más de una ocasión le tocó ayudar en los fogones-. En la escuela cocina a diario y en su casa los fines de semana y reconoce que lo que menos le llama la atención es la pastelería.

De Colombia a León

Luisa Castro, de 23 años, es de Bogotá (Colombia) pero desde los 16 años residió en Quintanilla de Losasa, en la comarca de La Cabrera por motivos familiares. En Astorga obtuvo el título de Auxiliar de Cocina y ahora está en el primer curso de Cocina y Gastronomía y tiene intención de buscar trabajo en León y continuar con el Grado Superior. Considera que se está labrando un futuro en una profesión con salida para la que también tiene vocación.

Carlos S. Campillo

Los futuros camareros

Mónica Benavides es profesora de Operaciones Básicas en Restaurante. Sus clases abarcan la tarea que se lleva a cabo desde que se abren las puertas del comedor hasta que se recoge el servicio. Los alumnos practican con y sin clientes pero hoy toca un servicio con un nutrido número de comensales a los que se atiende desde que acceden al local hasta que se les cobra y despide amablemente. Se afana en que todo salga lo mejor posible y da instrucciones rápidas y precisas a los alumnos para que el engranaje funcione y quien visita el restaurante pedagógico salga satisfecho de cómo ha sido atendido.

Según los días, sirven menú o carta y en ocasiones un especial ‘menú gastronómico’. Los precios -se cobra para cubrir gastos- oscilan entre los ocho y los 15 euros. Lo habitual es no superar las 30 comidas diarias aunque cuando se trata de un vino español o un cóctel llegan a medio centenar. Los clientes son personas vinculadas al mundo de la Educación, a la Diputación Provincial -propietaria de las instalaciones que acoge el centro educativo- y padres y familiares o amigos de los alumnos.

“El primer día los que no tienen ni idea conocen el material, utilizando el argot profesional, para que sepan distinguir un cuchillo trinchero de uno de pescado o cuáles son los cubiertos de postre. Tienen que aprender habilidades de atención al cliente, explicar los platos, que se dé valor al camarero, no que transporten platos”, remarca. Lo más complicado, dice, es que haya muchos alumnos y lo mejor ver que al final del curso o del ciclo “saben organizar todo y consiguen trabajar en los mejores restaurantes. Es un orgullo para los profesores”.

Salida laboral

Bares, restaurantes, hoteles, cruceros… en España y en todo el mundo. La amplia salida laboral es lo que más empuja a quienes estudian el ciclo de Restaurante y Bar. “Por vocación vienen pocos y los programas de televisión nos están haciendo mucho daño porque todos quieren ir a Cocina”, subraya para mostrar la otra cara de la moneda de un auge que se inclina a favor de los futuros cocineros.

Seguir la tradición

Alejandro Blanco acompaña risueño sus impresiones sobre una formación que “es más de lo que esperaban porque te enseñan muchas cosas”. Sigue la tradición de una familia en la que “han sido camareros y tienen negocios, bares en León y en Veguellina de Órbigo. Le encanta tratar con los clientes y aunque reconoce que el restaurante es más cansado que la cafetería -donde se siente más a gusto- también se le da bien. Sobre los clientes dice que “son majos, ya saben que estamos aprendiendo” y de sus compañeros asegura que se llevan todos “bastante bien”.

Doble vocación

Carol Hernández, natural de República Dominicana, estudio cocina en el mismo centro y ahora cursa el ciclo de Restaurante y Bar. Afirma que sus compañeros trabajan bien en equipo, se compenetran y lo pasan mal si algún servicio no sale como esperan. Recomienda “totalmente” unos estudios a los que la mayoría acceden por las buenas expetativas laborales, “pero se quedan porque les gusta”. Y se les

 

El cocido maragato, en el top mundial de Hundredrooms

Viajar es sinónimo de descubrir algo nuevo. No solo nuevos lugares, sino también culturas y gastronomías. Aunque a veces puede resultar arriesgado probar según qué platos, entrenar el paladar de antemano es de gran ayuda para no andar a ciegas sobre todo en destinos exóticos.

Por ello, el comparador de alojamiento vacacional Hundredrooms ha escogido 20 platos de 20 países, para que los verdaderos foodies conozcan qué deben probar en cada destino sin temer sorpresas. Y como representativo de España, el elegido ha sido el cocido maragato.

Esta es su selección:

Caldo verde, Portugal

El color verde de este caldo se debe a la col verde rizada, que se cultiva en Portugal. También contiene patatas, ajo, aceite de oliva, además de algunas especias. Lo mejor de este plato es que se pueden hacer varias versiones añadiendo o quitando ingredientes, dándole a cada receta un toque único.

Zurek, Polonia

Un plato muy típico de la comida polaca es la sopa Zurek. Sus ingredientes principales son trozos de carne de cerdo, harina de centeno, huevo y nata.

Moros y Cristianos, Cuba

Popular en Cuba, Brasil y gran parte del Caribe, los ingredientes predominantes de este guiso son los frijoles negros y arroz. Normalmente sirve de acompañamiento para carnes o guisos.

Kabsa, Arabia Saudí

Se trata de un guiso de arroz cocinado con diferentes especias y combinado con carne y verduras. También se le pueden añadir frutos secos como dátiles, almendras o incluso cebolla.

Jamón de Parma, Italia

Un jamón crudo típico de Italia, o como un auténtico italiano diría, prosciutto di Parma. Es originario de la región homónima, donde se produce en su mayoría.

Pie floater, Australia

El Pie floater, que en castellano sería pastel de carne flotante, como su nombre indica es un trozo de carne que flota en una sopa de guisantes. Se puede acompañar con un poco de salsa de tomate o salsa perrins.

Asado de Argentina

Pocos son los que se resisten al asado argentino. Aunque es un plato bastante fácil de imitar, eso sí con paciencia, para un argentino no hay mejor asado que el que ellos cocinan.

Goi cuon, Vietnam

Goi coun son unos rollitos típicos de Vietnam rellenos de gambas, carne de cerdo o pollo, hierbas, fideos de arroz y  hojas de papel de arroz para enrollarlos. Se suele acompañar con salsa Hoisin, de mantequilla de cacahuete y ajo.

Cangrejo al chili, Singapur

Originario de Singapur,  se trata un delicioso plato de marisco cuyo protagonista es el cangrejo. Aderezado con otros ingredientes: como ajo, jengibre, nueces de macadamia, chiles rojos, caldo de pollo y salsa de chili, es perfecto para los amantes del picante.

Xiaolongbao, China

Su traducción en castellano podría ser “cesta de pequeños panecillos”, y son un alimento muy típico del este de China. Cocinados al vapor, suelen estar rellenos de carne o caldo, y se suelen servir como aperitivo o acompañantes.

Salsa mole, México

Existen diferentes tipos de salsa mole, aunque todas conservan el toque picante que le aportan chiles y especias. Suelen servir para acompañar carnes o pollo.

Pollo tandoori, India

Una receta asiática con una larga historia, pues se conoce desde hace más de 500 años. En ella el pollo se cocina con yogurt y diversas especias, dando como resultado un sabor único.

Moules Frites, Bélgica

Moules Frites, o popularmente conocidos como mejillones al estilo belga, es un plato simple que se ha generalizado en todo el mundo. En Bélgica acompañan estos mejillones al vapor con patatas fritas.

Schweinshaxe, Alemania

El codillo de cordero asado es tradicional de Alemania, en concreto de la región de Baviera. De hecho, es el plato protagonista en todas las Oktoberfest. Se suele acompañar de patatas fritas y mostaza.

Arepas, Colombia y Venezuela

Las arepas eran el alimento de los indígenas en los actuales territorios de Colombia, Venezuela y Panamá. Son unas tortitas de maíz o harina, que se suelen comer para desayunar o para picar entre horas. Son muy versátiles, ya que se pueden rellenar con casi cualquier ingrediente.

Papa a la huancaína, Perú

Originario de Lima, este plato es el que comían los obreros durante la construcción del  Ferrocarril Central del Perú. Su receta está compuesta por queso fresco, leche, ajo, galletas de soda, patatas y huevos cocidos, lechuga y ajíes amarillos.

Cocido maragato, España

España es uno de esos países que destaca por su exquisita y variada gastronomía. Entre los muchos manjares está el cocido maragato, popular de la comarca de la Maragatería, en León. Especialmente conocido en Astorga, este cocido es el único que se tiene costumbre de comer al revés: primero las carnes, a continuación los garbanzos y por último la sopa de fideo.

Nasi Campur, Bali

Muy popular en Bali, la traducción de Nasi Campur sería arroz combinado. De hecho, de eso se compone: arroz, verduras, pollo, huevo y tempeh.

Efo riro, Nigeria

El efo riro, o “sopa de verduras” en lengua yoruba, es una receta típica de Nigeria compuesta de verduras, pescado, cangrejo de río y especias como pimienta. también se puede completar con otros ingredientes como carne, y acompañarse con arroz, boniato y otros alimentos.

Borsch, Rusia

Uno de sus platos estrella de la gastronomía rusa es el Borsch, una sopa de verduras que se puede comer fría o caliente. El color rosado lo aporta un toque de remolacha.

 

Herrera presenta ‘Tierra de Sabor Gourmet’

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, dio a conocer esta semana, en Madrid, ‘Tierra de Sabor Gourmet’, el nuevo sello de la marca de garantía del corazón amarillo que aglutinará a los productos elaborados en la Comunidad que cuenten con la máxima calidad. La presentación tuvo lugar en el marco de la celebración de la feria Salón de Gourmets, que acogió la capital del 24 al 27 de abril en el recinto de Ifema.

De este modo, se ha presentado otro de los cinco corazones en los que de ahora en adelante se va a segmentar Tierra de Sabor: Social, Saludable, Artesano, Ecológico y Gourmet. Este último llevará en principio una decena de productos seleccionados por chefs de renombre de la región, quienes también serán los encargados a partir de ahora de catas y decidir qué alimentos pueden estar en la cúspide. Así, formarán parte de este selecto club Moralejo Selección y su lechazo; Cañarejal y su torta de queso; Cecinas Pablo con su lengua y chorizo de Saldaña; Cantagrullas con sus quesos; la Hoja del Carrasco con su jamón ibérico; y Cillas de Silos con su vino Torresilo.

Durante el encuentro, el presidente de la Comunidad señaló que Tierra de Sabor ha conseguido “ser una marca consolidada y conocida”, llegando a convertirse en “uno de los referentes agroalimentarios de España y la mayor cantera de productos de calidad de Europa”. A día de hoy, 948 empresas de la comunidad están amparadas por este sello de calidad, con un total de 6.024 productos. En este sentido, Milagros Marcos, consejera responsable de agricultura, insistió en que “con la nueva estrategia de promoción se han sumado cien empresas más y 1.500 referencias en poco más de un año”.

Por otra parte, en colaboración con la Consejería de Cultura y Turismo, se están organizando Rutas del Sabor, que conectarán a las empresas artesanas con los principales alojamientos de turismo rural de su entorno, de manera que desde los alojamientos se promocione la experiencia de invitar a los viajeros a acercarse hasta las instalaciones de los artesanos y que conozcan de primera mano su trabajo.

Internacionalización

“Tenemos todavía mucho que decir” afirmó el presidente de la comunidad en materia de exportaciones. En este sentido, Milagros Marcos indicó que durante el último año se ha realizado “un trabajo técnico muy importante para la comercialización exterior de los productos”. Para ello se ha trabjado en la categorización de los alimentos y se ha incorporado códigos a los productos que permitan su venta a nivel internacional.

Algo imprescindible para la nueva estrategia de la marca, ya que está previsto que el mes de julio abra la primera tienda de Tierra de Sabor fuera de España. Este primer establecimiento estará ubicado en Irlanda y servirá a todo el país a través de la web. Además, se lleva varios meses trabajando en el desembarco en China, donde hay un proyecto con el Grupo Wanda para abrir una calle comercial en Xian.

Continúan también las fases previstas para conquistar el mercado norteamericano de la mano de las cámaras de comercio hispanas en EEUU. La priemra toma de contacto pública tuvo lugar en enero, con una delegación de empresarios estadounidenses que expusieron a los emprendedores de Castilla y León los retos y oportunidades que se plantean en ese ingente mercado y cómo abordar los cambios generados. Asimismo, se espera que los productos de Tierra de Sabor se puedan vender pronto también en Perú.

Por otra parte, la marca de calidad buscará nuevas formas de promoción. Continuará apostando por la parte más convencional pero se abrirá camino también en estrategias de marketplace online. Ya hay una presencia importante en la web de Carrefour y esperan estar pronto en las páginas de otras cadenas de distribución, delicatesen y ultramarinos.

 

Pimientos asados todo el año

Aunque ya pasó la época de recogida y asado del pimiento, es bueno recordar que se trata de un alimento que podemos consumir envasado durante todo el año, y ello sin perder un ápice de calidad. Desde este blog recomendados a nuestros lectores astorganos y lacianiegos el pimiento asado del Bierzo, eso sí, que lleve la contraetiqueta de su IGP para demostrar su autenticidad. La contraetiqueta garantiza no solo la procedencia sino también la elaboración del pimiento de forma tradicional, con todos los controles obligatorios para hacer llegar a los consumidores un producto superior y con seguridad alimentaria.

La historia del pimiento comienza en Ponferrada, donde se empieza a cultivar a mediados del siglo XVII, gracias clima suave que caracteriza la comarca. En 1650 se solía secar al sol y en 1669 se comenzó a asar, incrementándose así el consumo considerablemente.

Autor: juanelos

Sus virtudes se impusieron y fueron las amas de casa bercianas quienes iniciaron la tradición del Pimiento Asado del Bierzo. El pimiento se dio a conocer  fuera de esta comarca como una joya de la gastronomía berciana, convirtiéndose en uno de sus símbolos. El nacimiento de la primera industria artesana conservera se produjo en 1818 en Villafranca del Bierzo.

En las últimas décadas, la producción de pimientos se ha concentrado en los municipios de Cacabelos, Camponaraya y Carracedelo.

Durante el siglo XX fueron surgiendo diversas industrias elaboradoras de Pimiento Asado del Bierzo. El mutuo apoyo de éstas hizo posible que tras muchos esfuerzos se obtuviese, el 12 de noviembre de 2002, un distintivo de calidad.

Y ahora, ¡a comer pimientos!.

Aquí dejamos un recetario con múltiples posibilidades para ello: saldo, dulce y hasta en helado.

http://www.pimientoasadodelbierzo.es/recetas.htm

Pizza y perrito verduras o cómo sorprender a los niños

La Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados, insiste en recordar la importancia de que los niños incorporen las verduras congeladas a la dieta diaria, con el objetivo principal de formar adultos sanos en el futuro.

Ya sea en el colegio o en casa, en la mayoría de las ocasiones, resulta complicado que los más pequeños ingieran las cantidades necesarias de verduras. Actualmente, tres de cada diez niños y adolescentes comen verduras solo una vez al día, y el 26% lo hace entre dos y cuatro veces a la semana, datos alejados del consumo de 5 piezas de fruta y verdura diarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Presentar las verduras de forma divertida, utilizar el máximo de variedades posibles, no repetir la misma verdura más de una vez a la semana, cocinarlas de maneras diferentes, probar recetas innovadoras, y aprovecharse de las ventajas de las verduras congeladas (rapidez y facilidad de preparación, entre otras) puede mejorar y mucho la alimentación infantil. Para ASEVEC, la imaginación ante los platos infantiles no debe tener límites, y aboga por incluir las verduras en todo tipo de formatos: congeladas cortadas, en puré, en formato pastel, sopas, cremas, e incluso postres. Y por supuesto, permitir que los más pequeños participen en su preparación. Es por ello que la Asociación propone dos recetas saludables y divertidas a base de verduras congeladas.
Falso perrito caliente de verduras
Ingredientes:
 Bolsa de zanahorias baby congeladas (100 gr)
 Bolsa de judías verdes congeladas (50 gr)
 Bolsa de cebolla picada congelada (6 cucharadas)
 Bolsa de pimiento rojo congelada (50 gr)
 50 gr champiñón
 5 huevos
 Sal
 Pimienta negra
 Aceite de oliva
 2 panecillos para perrito
Elaboración:
Preparar las verduras, sin descongelar, directamente en una sartén con un poco de aceite. Comenzar con la cebolla hasta que transparente y a continuación añadir los pimientos rojos.
Cuando comience a brillar el pimiento poner la zanahoria. Dejar 3 o 4 minutos a fuego medio para que se vaya pochando y pierda el agua
Añadir la judía verde y esperar un par de minutos más.
En un bol, batir los huevos con una pizca de sal y pimienta (al gusto)
Cortar las verduras en trozos aún más pequeños y mezclarlas con el huevo batido.
Con mucho cuidado hacer un molde con papel de aluminio con forma de salchicha
Cubrir con film transparente holgadamente, pues lo vamos a cerrar, y verter la cantidad suficiente para poder cerrar con el papel film como si fuera un caramelo, enrollando los bordes y asegurándonos de cerrarlos bien para que, durante la cocción, no se salgan
Poner una olla con agua y meter las salchichas con cuidado de que no se abran.
Poner el fuego medio fuerte, llevar a ebullición y cuando comience a hervir bajar el fuego a temperatura media para que el hervor no sea muy agresivo y no nos rompa el papel film, ni abra la salchicha.
Dejar que cueza durante 20 minutos.
Sacar del agua, escurrir, desenvolver del papel con cuidado y meter entre dos panes de perrito tostados.
Aderezar con tus salsas favoritas
Pizza vegetal con jamón y queso
Ingredientes:
 Bolsa de Coliflor congelada (1kg)
 Bolsa de Brocoli congelado (1kg)
 Bolsa de maíz congelado (1 puñado)
 Jamón cocido (o bacón) al gusto
 Queso rallado al gusto
 Tomate Frito
 2 huevos
 Sal
 Un chorrito de aceite
Elaboración:
Triturar el brócoli y la coliflor juntas en crudo y sin descongelar.
Extraer, con ayuda de un chino, toda el agua posible.
Batir un par de huevos, salar y añadir la masa del brócoli y la coliflor. Quedará una masa homogénea.
Hacer una bola con la masa y ponerla sobre un papel de horno. Tapar la masa con otro papel de horno y con ayuda de un rodillo darle forma. ¡Diviértete si la quieres redonda, cuadrada o con otra forma! Tú eliges.
Hornear a 190º durante 15 minutos con calor arriba y abajo.
Llevar a ebullición un puñado de maíz congelado y reservar.
La masa se quedará crujiente. Entonces añadir el jamón, el queso, el maíz y dejar en el horno otros 10 minutos más.

Potajes, bacalao, torrijas y mucha limonada

La Semana Santa es conocida por sus procesiones pero también por ser tiempo de potajes, bacalao, torrijas y limonada.

De entre los potajes, el rey de la temporada es el potaje de cuaresma o vigilia. Tradicionalmente es un potaje que se ha servido los viernes de cuaresma como consecuencia de la prohibición religiosa de comer carne en este período. El protagonista de este potaje es el bacalao que proviene de un salazón y por esto debe prepararse en remojo un día antes. El potaje está elaborado además garbanzos, espinacas y cebolla, ajos, aceite, pimentón. También se le añade huevo duro.

Hay que poner los garbanzos en agua caliente hasta que lleguen a su media cocción, tras esto se añade el bacalao, la espinaca y se espera a que esté preparado. Se añade también un sofrito y alguna hoja de laurel. Se deja reposar una media hora y se sirve caliente. El truco de la preparación está sólo en saber el momento en el que se vierte el pescado y la espinaca sobre los garbanzos hirviendo.

Bacalao a todas horas

Además de en el potaje, el bacalao se prepara en estas fechas de otras muchas maneras: con arroz, al ajo arriero, rebozado… La base es siempre el bacalao en salazón,  es una forma procesada de bacalao que consiste en practicarle la desecación mediante sal (salazón). Esta presentación hace que se pueda conservar en un lugar seco durante varios meses. La variedad más apreciada es la gadus morhua.

¡Vaya torrija!

Deseada por todos, quién se puede resistir en Semana Santa a este dulce tradicional de cuaresma que consiste en una rebanada de pan (habitualmente duro, de varios días) empapada en leche y, tras ser rebozada en huevo, frita en una sartén con aceite. Luego, según gustos y recetas, se aromatiza con ingredientes como canela o algún licor, y se endulza con miel o azúcar.

De origen humilde, buscaba antaño saturar pronto para evitar caer en la tentación de probar algún plato de carne, como se sabe, alimento al que hay que guardar abstinencia durante la cuaresma.

Las rebanadas de pan deben ser cortadas de un grosor no superior a 2 cm, se vierten sobre leche caliente que posee azúcar y canela hasta que se remojan suficientemente, posteriormente se rebozan en huevo batido y se vierten en aceite sobre una sartén muy caliente hasta que se dora el pan por ambos lados.  En algunos lugares, con posterioridad, es remojada en vino blanco o dulce, a veces se le añade algún licor como anís y se empapa en un almíbar elaborado con agua y miel.

Limonada para ‘matar judios’

Por último destacamos la limonada, esa bebida que hermana a los pueblos de la provincia de León, a uno  y otro lado del Manzanal. Vino tinto, zumo de naranja y de limón, azúcar y algunos tronquitos de canela en rama son la base de esta bebida, que cada uno enriquece según su ‘receta secreta’. Estos son los principales ingredientes que dan cuerpo al caldo con el que antaño se salía a ‘a matar judíos’. Pero, ¿de dónde viene la popular expresión? De origen incierto, parece ser que esta expresión proviene, de la “venganza” que por la muerte de Cristo se tomaban los cristianos, y en la que se asimilaba que por cada vaso de limonada que se tomaba, simbolizaba la muerte de un judío.

La provincia de León, paraíso gastronómico

La provincia de León siempre ha sido tierra de paso y quizá por ello ha sabido adoptar productos y elaboraciones de la mejor cocina española. Además la cercanía con el mar ha ayudado a crear platos como patatas con langostinos, congrio con almejas, bacalao o pulpo. Es esta una provincia eminentemente agrícola y ganadera que cuenta con productos indispensables para elaborar una cocina de calidad y con personalidad propia y que ha servido para preparar los potajes en los que las legumbres, las patatas y las verduras acompañadas de productos de la matanza como costillas curadas y otras carnes ha sido el sustento de los leoneses durante generaciones, según destaca ‘Destino León’.

El botillo del Bierzo es uno de los platos más destacados de la gastronomía leonesa. Elaborado con diferentes piezas procedentes del despiece del cerdo que son embutidas en el ciego del animal y posteriormente ahumado y semicurado. En el Valle de Ancares se puede degustar el caldo Ancarés, tacaño en ingredientes pero generoso en sabores.

Uno de los platos más reconocibles de la provincia es el Cocido Maragato. Elaborado artesanalmente, tiene la peculiaridad de que se come al revés, comenzando por las carnes para continuar con los garbanzos con verdura y posteriormente la sopa.

Otra variante del cocido es el montañés, elaborado con mimo en toda la vertiente norte de la provincia, desde Ancares hasta Picos de Europa. Siguiendo siempre recetas heredades de las madres y abuelas y cada uno con sus pequeñas diferencias que lo hacen único. Su elaboración no lleva tantos ingredientes como el maragato, pero la unión de los garbanzos, con las verduras y hortalizas y las carnes de cerdo y vaca lo convierten en uno de los platos más sabrosos.

También es interesante la Olla Ferroviaria que se puede degustar en la localidad de Cistierna. Nacida con la línea de ferrocarril León-Bilbao sirvió para que los maquinistas, fogoneros y guardafrenos comiesen caliente en los largos recorridos que realizaban. En unas ollas especiales cocinaban todo tipo de guisos a base de patatas, legumbres y algún tipo de carne.

Del cerdo hasta los andares. Con esta frase se puede resumir lo que este animal significa en la gastronomía de esta provincia. Con su carne se elaboran chorizos, morcillas, lomos o jamones que son curados con humo y que unido al aire de las montañas hacen de estos productos los más demandados tanto por los leoneses como por los que vienen a visitarnos.

Pero dentro de las carnes curadas la que más reconocimiento y fama tiene es la cecina de vaca ideal para comer en crudo y la de chivo castrado para servir entrecallada.

En la Comarca de Babia la carne de potro Hispano Bretón esta adquiriendo cada vez más protagonismo, que a decir de los entendidos es más rica en vitaminas, el doble de proteínas y con menos grasa que la de vacuno y porcino.

Gran tradición tiene también en la cocina leonesa los pescados de mar. El bacalao forma parte de esta gastronomía pudiendo degustarlos en comarcas como El Bierzo y la Maragatería y en localidades como Sahagún, Valderas y Mansilla, sin olvidarnos del pulpo, traído desde tierras gallegas por lo arrieros maragatos. Pero si hablamos de pescado no podemos dejar de mencionar las sabrosas truchas. Con más de 3.000 kilómetros de ríos trucheros, la provincia de León es el lugar ideal para disfrutar este preciado manjar en su diferentes maneras de elaborarlo. Fritas o con sopa de ajo por citar solo algunas formas de cocinarlas harán las delicias de los paladares más exigentes.

También la huerta tiene su protagonismo reflejado en los pimientos asados del Bierzo, los tomates de Mansilla de las Mulas o los puerros de Sahagún. Los montes nos regalan exquisitas castañas en El Bierzo y la micología se ha convertido en un elemento imprescindible en las cocinas y que cada día adquiere más relevancia en los restaurantes de la provincia como bien saben en la Comarca de Babia con las setas de San Jorge. También son destacables las legumbres como las alubias, la lenteja Pardina y el garbanzo Pico Pardal.

Tierra rica en quesos, la provincia ofrece una variada selección donde poder elegir. Quesos de cincho en La Sobarriba y El Payuelo, calostral de vaca en Lillo, de cabra en Valdelateja, amanchegado, de oveja, de vaca o de mezcla en Valencia de Don Juan, Quintana de Rueda, Matallana de Valmadrigal, Mansilla de las Mulas, Valderas y Pola de Gordón; sin olvidarnos del famoso Queso de Valdeón.

Para finalizar nuestro repaso a la gastronomía leonesa no podemos omitir la repostería. Exquisitos postres elaborados con recetas tradicionales que son el complemento perfecto a una suculenta comida. Frisuelos de El Bierzo y Babia, en Astorga las mantecadas y los hojaldres, el chocolate y los merles, dulces elaborados con harina, huevos, azúcar, mantequilla y por supuesto mucho cariño y el secreto del relleno. Destacables son también los Lazos de San Guillermo de Cistierna, la Tarta Tabiana, los Nicanores de Boñar y los Imperiales de La Bañeza.

Y para disfrutar todavía un poco más de los placeres gastronómicos que esta tierra nos regala, nada mejor que regarlos con cualquiera de los caldos que las bodegas pertenecientes a las dos denominaciones de origen, D. O. Bierzo y la D. O. Tierra de León. Después de años elaborando caldos que ya han recogido multitud e premios nacionales e internacionales, ya se han situado entre los más demandados es este país.

En definitiva una cocina en la que la sabiduría popular aprovecha los productos de la tierra para ofrecer al visitante auténticas delicias basadas en la calidad natural de las materias primas.

El mejor chocolate está en Astorga, todo el año

La ciudad de Astorga acaba de cerrar su Salón Internacional del Chocolate (SICA), donde los asistentes, además de comprar este dulce manjar han asistido a talleres, degustaciones y otros muchos eventos. Pero si no has podido asistir a esta incomparable muestra de chocolates de  de todo el mundo, no te preocupes, en Astorga hay numerosos establecimientos en los que poder comprar chocolate, de muchos tipos y formas, durante todo el año.

Los astorganos ya lo saben, pero si eres del Bierzo o de Laciana, donde también se publica este blog, desde aquí te vamos a dar tres referencias de grandes empresas chocolateras que han dejado huella en el SICA.

Dulces la Mallorquina, chocolate al servicio de la pastelería

La empresa familiar fundada en 1916 presentó en el SICA un surtido de bombones, chocolates y los hojaldres al cacao que implementaron en junio del año 2016. DULMA lleva desde los años 40 haciendo bombones y chocolate de manera muy artesanal. Ahora existe gran variedad de chocolate, por lo que se ha ido incorporando a la pastelería y potenciando el sector del chocolate entre sus productos estrella.

A través de los hojaldres y las mantecadas, La Mallorquina tiene presencia en prácticamente toda España, y llevan el nombre de Astorga hasta Francia, Italia, Reino Unido, Bélgica, Rusia o Estados Unidos. Los hojaldres al cacao nacieron para DULMA en junio del año 2016, después de muchos meses de trabajo para encontrar el equilibrio perfecto entre el chocolate y el hojaldre típico de Astorga.

Sin embargo, la cosa no queda ahí, porque la empresa familiar se centra para Astorga en los productos de temporada, así crean los buñuelos rellenos de crema para Todos los Santos, turrones para Navidad, e incluso helado para el verano. La pastelería sigue siendo uno de los puntos claves para la empresa familiar y artesana que sigue manteniendo su obrador en la ciudad de Astorga y cuyos dulces olores hacen las delicias de los transeúntes.

Este año presentaron en el SICA sus hojaldres al cacao, una novedad que no ha cumplido aún el año de vida.

Chocolates Peñín, homenaje a las novelas de Luz Gabás

La empresa de carácter artesano y familiar inició su andadura hace 32 años con varias tiendas en La Bañeza y Astorga. Llegaron al SICA con más de un centenar de referencias en chocolate, como los chocolates de origen, su especialidad, o las tabletas angélicas que fueron las que dieron fama al obrador. Se trata de chocolates de alta calidad con almendras hechos a mano y cortados a cuchillo, que nacieron en 1984.

Desde entonces, han abierto varias tiendas en otras provincias de España, como Madrid o La Coruña, donde venden sus productos hechos de manera artesanal.

Este año, Peñín presentó en el Salón Internacional del Chocolate de Astorga un nuevo chocolate en homenaje a la novela Como fuego en el hielo de la escritora Luz Gabás, que ya estuvo en el SICA 2015. Se trata de un coupage de dos tipos de chocolate, un cacao de la región Alto Sol y un chocolate del Golfo de Guinea. Un homenaje a las Francia y España que aparecen en la novela de Gabás. Este nuevo chocolate Guinea Perú lleva una inscripción en la parte posterior que reza “con el fuego se derrite y con el hielo te cautiva”, que alude a las propiedades del propio chocolate. Un dulce que si bien se derrite al calor, en frío resulta espectacular y que evoca las sensaciones de la novela.

No faltaron en el Salón las trufas de Peñín, y los diferentes bombones que ofrece la marca, todos ellos muy relacionados con los productos de calidad de León: bombón de castaña, de cecina, de queso azul de Valdeón. Y también estarán los chocolates con denominación de origen procedentes de Tanzania, Guinea, Perú, Ecuador, Madagascar o Brasil, entre otros. Todo un viaje por el paladar.

Santocildes, chocolate negro especial con frutos rojos

Una empresa familiar que nació en 1916, al otro lado “del charco”. David González Pombar, oriundo de San Justo de la Vega, regresó desde Argentina donde había ido a casarse y decidió instalarse en Castrocontrigo. Hoy, la tercera generación lleva las riendas de la empresa familiar de Chocolates Santocildes, que usan cacaos de alta calidad, transformación artesana y un sistema de fabricación, si bien heredado de sus antepasados, lo han adaptado a la época moderna.

En la actualidad, Santocildes presenta una amplia variedad de chocolate a la taza, chocolates selectos con buen cacao tanto negros, como con leche o blancos; así como chocolates especiales con miel, con naranja, de tres sabores, o sin azúcar especial para diabéticos. Si bien el chocolate a la taza es uno de los más demandados, los chocolates con alto porcentaje de cacao y los chocolates sin azúcar triunfan en el mercado desde hace algunos años.

 

Para el Salón Internacional del Chocolate, la empresa presentó un nuevo chocolate especial, negro con frutos rojos, hecho con arándano, fresa y frambuesa. A lo largo de los años, Santocildes se ha especializado en chocolate tradicional leonés y han recibido numerosos premios en el transcurso de los últimos años. Destaca el Premio a la Calidad otorgado por el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada.

La empresa familiar se ha ido expandiendo a nivel regional con varias tiendas en la provincia y en la Comunidad donde se pueden adquirir sus productos.