Archive for Gourmet

El Gobierno reconoce al queso de Valdeón como el mejor queso azul de España

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha reconocido al queso de Valdeón como el mejor queso azul del país. De esta forma, la Quesería de Picos de Europa recibe este galardón, que ya obtuvo en los años 2005 y 2007 y que distingue a este producto con el premio de ‘Alimentos de España Mejores Quesos de 2017’ en su modalidad de ‘queso madurado con mohos o queso azul’, tal y como ha comunicado la propia ministra, Isabel García Tejerina, por carta.

queso azul valdeón

El queso de Valdeón es un queso de pasta azul, fabricado durante todo el año con leche de vaca o cabra o la mezcla de ambas, de maduración larga, hasta alcanzar el punto entre semicurado y curado. Presenta una corteza rugosa e irregular, de tonos grises oscuros y con pequeñas manchas rojas y azuladas.

La pasta posee textura blanda y color amarillo pálido, repleto de pequeñas cavidades donde se concentra un moho blanco y azul verdoso. Su sabor es fuerte, algo picante, graso y mantecoso al paladar, es muy aromático. Se recomienda utilizarlo para untar y resulta perfecto para preparar cualquier variante de salsa de queso azul.

Pazo do Castro, para acertar seguro

Hoy nos hemos acercado de Jornadas Gastronómicas al Pazo do Castro, imponente complejo hostelero desde donde se divisa la localidad de O Barco de Valdeorras. En su historia, encontramos que “la vida de O Castro en la Edad Media, transcurría sin sobresaltos a la sombra de su castillo, importante fortaleza dado el lugar estratégico que tenía, en el camino de entrada a Galicia desde León. Su fortaleza del S.XV, cumplió siempre un papel de protección, siendo parada obligada de reyes que allí suscribieron documentos de valor histórico.El conjunto monumental de O Castro conserva las ruinas del castillo con su torreón y se completa con dos Pazos: la Casa Grande, cercana a la fortaleza medieval y el Pazo de Flórez o Pazo do Castro.

Posteriormente se edifica la actual Casa Fuerte-Palacio del Castro, en donde una inscripción que hay en la capilla (colocada allí en 1.914 por el entonces dueño don Alfonso Flórez Losada y Quiroga, ex-senador y diputado en Cortes) dice que fue “don Pedro de Losada y Quiroga, Canónigo copis-col de la Santa Catedral de Toledo, Obispo electo de Orihuela, Caballero de la Orden de Santiago, fundador de este solar y mayorazgo, año de 1.630″.Pazo do Castro toma su nombre de la villa en la que se ubica, que fue la población de mayor relevancia en la Valdeorras del Medievo.

Más tarde pasó a manos de los Flórez , y ha permanecido en sus manos hasta nuestra época atestiguado por los escudos de armas que aparecen en la fachada principal del edificio, donde aparecen las cinco flores de lis, en oro, en campo de azur, propias de los Flórez Losada.

Los últimos moradores fueron los Marqueses de Esteva de las Delicias, título con Grandeza de España, que habitaron la Casa-Palacio hasta que se convirtió en lo que es en la actualidad, un Hotel Monumento de 4 estrellas en el que se combinan a la perfección su pasado rústico y su confortable presente.

Situado en una ladera sobre el Valle del Sil, en Vila do Castro, O Barco de Valdeorras, Ourense, el Hotel Monumento 4* Pazo do Castro, declarado Edificio Histórico Artístico, data del S XVII. Ofrece a sus clientes  una estancia única, y experiencias llenas de sensaciones inolvidables, el sentimiento que la historia les ha alcanzado de repente y se ven  trasladados a un auténtico Palacio del S XIX. Los Salones, las habitaciones, la biblioteca, la Capilla, las retratos y cuadros de los antepasados que moraron esta casa , son originales y auténticos,  y todo ello con las comodidades y servicios de un Hotel actual . Unos jardines de bojs centenarios, piscina, pistas deportivas, parque infantil, Spa, Museo etnográfico, salas de reuniones, Restaurante y un coqueto Bar son los servicios que hacen de Pazo do Castro un referente en la comarca de Valdeorras.

Situado entre zonas de gran afluencia turística  como la  Ribeira Sacra, Manzaneda y el paraje de las Médulas en el Bierzo (León) declarado Patrimonio del  Humanidad, la Vía Nova y el Camino de Invierno a Santiago (nueva variante por Valdeorras y Monforte).

JORNADAS

Con el servicio de un cuatro estrellas todo lo que conlleva en torno a una mesa es de calidad. Rapidez, eficacia en el servicio y con unos platos elaborados auténticamente con productos de la tierra como mandan las normas de las Jornadas Gastronómicas. El menú puede parecer a primera vista limitado, pero la contundencia de sus elaboraciones de cocina moderna, un diez en la presentación y otro diez en sus sabores dejan al comensal realmente satisfecho.

 

El desfile de alimentos de la zona es casi interminable y su utilización con imaginación de admirar. Además es de los pocos restaurantes a los que hemos acudido con sentido crítico que realmente cumplen con la realización de estadísticas de conformidad del cliente y sus opiniones abiertas.

 

 

*www.pazodocastro.es

El Leñador en Jornadas

Hoy nos hemos dispuesto a probar las famosas Jornadas Gastronómicas del Bierzo. En esta ocasión nos hemos acercado al Restaurante El Leñador, ubicado en el barrio ponferradino de Puente Boeza. Cuenta con un buen aparcamiento y unas instalaciones multiusos apropiadas para cada época del año.

El día está lluvioso, pero eso no es problema para los fumadores, que siempre los hay, puesto que bajo techo en su entrada-terrada se encuentra un rinconcito pensado en ellos.

El menú de jornadas no tiene mala pinta. Es más, acostumbrados a la rimbombancia de las cartas de otros lugares ésta se nos antoja acorde y apropiada en la enumeración de sus platos.

 

No tenemos suerte con los boletus. En ocasiones salados, en otros bocados insípidos, pero el hambre hace que casi todos nos terminemos el plato. Los hay que no. Donde la cosa ya mejora es con los segundos. La carne superior. Bien en sus taquitos, bien su cordero, el secreto y otras delicias ya van cosechando conformidad y poniendo mejor cara a los comensales. El pescado también va mejorando según se va avanzando en la velada.

Observamos que el buen y merecido nombre del establecimiento lo hace popular pues el comedor principal se encuentra lleno, teniendo que habilitar para grupos la parte superior, mucho más moderna y decorada con más sencillez vanguardista.

 

Donde definitivamente la noche en El Leñador triunfa es en los postres. Ahí souflés, crema de limón con castañas y otras exquisiteces ya hacen olvidar toda decepción inicial.

El trato muy profesional. Amable y la carta de vinos amplia, completa y sin nada que objetar.

El Chalé de Josele en Astorga

Ubicado muy cerca de los monumentos emblemáticos de la ciudad de Astorga, el Palacio Episcopal de Gaudí y la Catedral, concretamente en la Calle Los Sitios 20, nos topamos con un palacete modernista con servicio de bar y cafetería, además de restaurante, que es al que nos dirigimos. El edificio y su restaurante se denomina “El Chalé de Josele”, al parecer, el nombre de uno de sus dueños que decidió en su momento lanzarse al reto de restaurar una casa señorial con jardín donde más tarde se ha levantado en la parte de atrás un moderno hotel-spa llamado Ciudad de Astorga. El buen gusto arquitectónico y decorativo ya es un primer reclamo para el comensal.

 

En verdad es un emplazamiento privilegiado y único para disfrutar de lo mejor la gastronomía astorgana. Y además con diferentes ambientes en espacios excepcionales bien sea para una buena comida o una cena. La comida es a la carta, si bien existe la posibilidad de menú en torno a los 18 euros completo.

Sus especialidades son las carnes de buey y los arroces. Pero no falta por supuesto otros manjares típicos de la zona e incluso para compartir en excelente presentación.

Para celebraciones en grupo e incluso si se desea un ambiente de mesón y merienda más desenfadado, también en el Chalé de Josele lo podrá usted encontrar. Se agradece el mantel de hilo y todo el cuidado menaje que rodea el ritual de un buen plato de embutido, carne, pescado o aquello que uno haya escogido.

Durante el buen tiempo, la terraza lateral también sirve de comedor al aire libre, pero incluso se cuenta con un coqueto comedor con techo acristalado para cuando el tiempo enfría. Y por estos lares vaya si enfría. Por ello, recomendamos además solicitar información de la zona que en la recepción del hotel nos recomendarán para visitar y conocer más de Astorga y sus históricos lugares.

Restaurante La Central en Ponferrada

Asar castañas en casa

Es tiempo de castañas, de magostos. Pero además de la amplia programación de magostos que puedes encontrar en El Bierzo Digital, una auténtica guía festiva en torno a la producto, si quieres disfrutar de unas castañas asadas, no necesitas irte tampoco a la calle en busca de un puestecito a  donde las vendan o esperar a uno de esos grandes magostos, pues también puedes asar castañas en la comodidad de tu casa.

Aquí te contamos tres sencillas formas hacerlo:

AL HORNO

Lo precalentamos 200ºC, mientras tanto vamos haciendo unos cortes a las castañas y una vez listas las horneamos durante unos 20 minutos.

AL MICROONDAS

Al igual que si las preparamos para hacerlas al horno, hacemos unos cortes en las castañas, luego las colocamos en un recipiente y las metemos en el microondas a 800 w aproximadamente durante 3 minutos. No quedan igual que el horno pero es una solución para impacientes.

EN LA SARTÉN

En una sartén castañera (con agujeros) o simplemente en una sartén vieja, ponemos las castañas, a las que habremos hecho unos cortes, y las dejamos hasta que estén asadas.

Fuente: www.castanasdelbierzo.com

De Floriana Restaurante

Uno de los centros de mayor atracción turística durante todas las épocas del año es la localidad de Molinaseca. A penas, a unos cinco kilómetros de Ponferrada y en pleno Camino de Santiago. Por la conservación de su casco histórico, lo atractivo de su río y su puente medieval y por muchas cosas más, “Molina” alberga en sus calles y plazas muchos lugares donde el arte culinario se practica en abundancia y con reconocida fama regional.

Hoy nos hemos desplazado quizás al más moderno de sus restaurantes, De Floriana, que cuenta también con hostal. Lo primero que llama la atención en la avenida que recibe o despide al viajero es su estupenda ubicación. Espacioso, ajardinado con estilo y con una arquitectura que tomando los materiales del Bierzo los hace nuevos y cómodos para el comensal o el simple visitantes.

Lo mismo encuentras un rincón recoleto para disfrutar en pareja o pequeño grupo que se prepara alguno de sus salones para celebraciones multitudinarias. Siempre con un trato y esmero digno de admiración.

Antes de ofrecerte su selecta carta se ofrece una composición de menú degustación que uno mismo puede seleccionarse por 18 euros. Obviamente, la carta elevará el final de tu desembolso, por lo que recomendamos a priori el menú degustación. Pero de todas, todas aseveramos que los platos del nuevo cocinar te sorprenderán por su presentación artística, su sabor inigualable y su cantidad calculada para dejar saciado cualquier estómago por muy exigente que este sea.

Nos encontramos en un lugar fino, y, a la vez, con unas vistas agrestes del monte berciano que en días de sol invitan al aperitivo o al café en sus terrazas.

Sinceramente, si usted es de los que desean quedar bien en una invitación o desea darse un placer rozando con el sibaritismo éste, De Floriana en Molinaseca. Es su sitio perfecto.

Restaurante La Peseta

Si existe un templo del buen comer en Astorga, que los hay, uno de ellos sin duda es La Peseta. La historia del restaurante es también la historia de las cinco generaciones que lo han regentado desde finales del siglo XIX.

Quizás, como estamos en una ciudad bimilenaria donde la historia forma parte de sus gentes, bien convendría recordar que todo comenzó allá por el año 1871 cuando Vicente Alegre y su mujer Mª Teresa Olandía se instalan en el número 6 de la calle Sr. Ovalle. Se trataba de una pequeña tienda de comestibles y bebidas que al poco tiempo se convirtió en una casa de comidas.

Posteriormente el hijo de ambos, Leonardo Alegre y su mujer Florentina Ramos, gran cocinera, se hicieron cargo del negocio. Él, además, compaginaba el negocio con su profesión de carpintero, trabajando en la construcción del palacio de Gaudí. La gran valía de ambos contribuyó a dar prestigio a la pequeña casa de comidas.

Fue hacia el año 1912 cuando Irene, hija de Leonardo y Florentina, comenzó a trabajar en la cocina ayudando a su madre. Mujer de gran valía, tanto gastronómica como comercial, fue quien reformó y orientó el negocio como restaurante moderno, a la vez que registró oficialmente el nombre comercial de “La Peseta”, proyectándolo no sólo a nivel nacional, sino también internacional. A esta proyección contribuyeron también decisivamente sus hijos: Gonzalo y Luciano, los cuales formaron la 4ª generación del restaurante.

 

Actualmente son Luciano y su mujer Balbina los que, juntos a sus hijos Jorge, Ramón e Irene, constituyen la 5ª generación y se encargan de mantener viva la historia de esta casa que se encuentra ya en su tercer siglo de existencia. En la Plaza de San Bartolomé de Astorga, con servicio de hostal si se requiere.

En La Peseta además de ser atendidos como en una propia casa, o incluso quizás mejor, el género es de primera calidad. Muy especiales son los pescados, bastante aceptables las carnes y soberbios sus platos de siempre como las alubias con almejas y otras muchas variedades.

El servicio, insistimos, superior. Siempre mejor reservar con antelación. Y sus precios aceptables a la calidad de su carta y excelente bodega con representaciones de las D.O. de prácticamente toda España.

Jorge en la cocina, Ramón como jefe de sala y la madre, “Balbi”, como relaciones públicas lo bordan.

 

Restaurante Golf Bierzo

En la comarca del Bierzo muchos saben que existe desde hace años un Club de Golf. Lo que no se conoce tanto son sus instalaciones y entre estas, a su restaurante-cafetería. Algo a tener en cuenta es la absoluta gratuidad de acceso al servicio de café-bar, como a su restaurante. Cosa que parece increíble, pero que aún intimida a mucho público quizás por desconocimiento de su funcionamiento.

Café-bar Golf Bierzo

Las consumiciones, de todo tipo y como en cualquier establecimiento habitual, cuentan con precios asequibles y nada desorbitados. Así mismo, a la hora de comer, se puede o bien en el propio salón del restaurante como en la sala de estar con servicio de televisión, prensa…

Sala de estar golf bierzo

En muchas ocasiones, es ideal reservar parte del comedor para celebraciones sociales y particulares. La tranquilidad de encontrar aparcamiento, las vistas al pantano de Bárcena y al propio campo de golf y su coqueta terraza garantizan una comodidad que encontremos en pocos lugares de la zona.

Comedor Golf Bierzo

En cuanto a su cocina, tenemos que decir que está orientada a los fines de semana. Los menús, de cuatro primeros platos, cuatro segundos y variados postres con pan y bebida tan sólo cuestan 12 euros. Dejando en la mayor de las ocasiones muy satisfechos al cliente que se acerca, bien a jugar al golf, bien con la familia a pasar el mediodía del domingo.

Celebraciones de empresa en el comedor del club

El resto de la semana, esto es de lunes a viernes, el servicio de restaurante ofrece una carta, algo escasa pero generosa en cantidad, de cuatro platos combinados con ingredientes de calidad.

 

Combinado de lomo

El servicio en general es discreto y esmerado. Comida en mantel de tela y servilletas es algo que distingue de otros lugares con cartas similares. En general, se puede decir que uno en el Restaurante Club de Golf Bierzo se siente cómodo.

 

 

Freir un huevo

¿Cuántas veces hemos oído la frase: “es@ no sabe ni freir un huevo”? Pues bien, hoy vamos a intentar ayudar a todos aquellos que no se han enfrentado a un reto tan simple como importante. No existe dieta o cocina del mundo que no cuente con este alimento tan completo. Además de otras maneras, hoy les queremos explicar la mágica fórmula del huevo frito.

Los huevos fritos es uno de las cosas más intimidantes para cualquier chef. La meta de una clara ligeramente crocante y bien cocida no es difícil de alcanzar, pero solo se logra con un poco de práctica. No hay nada tan espléndido como un huevo perfectamente frito, que sabe bien casi con todos los platos que puedas imaginar.

Pon una sartén en la cocina a fuego medio. Usa una sartén con el espacio suficiente para que se esparza la clara entre los huevos. Una sartén de 20 cm (8 pulgadas) es perfecta para un huevo, pero si tu pericia es mayor, más grande será el diámetro de tu sartén y la capacidad para introducir dos y hasta tres huevos a la vez.

Añade un poco de aceite o mantequilla a la sartén mientras se calienta. ½ cucharada aproximadamente suele ser suficiente por huevo. A medida que caliente, gírala para bañar todo el fondo de la sartén con el aceite. Controla la temperatura del quemador para evitar quemar el aceite o la mantequilla. Cuantos más huevos quieras freir más aceite o mantequilla debes añadir. Piensa que si no quieres disfrutar del placer de la yema, no estás friendo, estás asando el huevo con lo que solidificarás el núcleo de color anaranjado del alimento en cuestión.

Deja que la sartén se caliente hasta que la mantequilla o el aceite estén calientes. Es mejor tener una temperatura menor, ya que una demasiado alta quemará el aceite y los huevos rápidamente. La idea es que el aceite solo empiece a relucir o que la mantequilla solo empiece a burbujear. Cuando eches el huevo, la clara debe chisporrotear solo un poco.

Cascar. Sé cuidadoso cuando casques el huevo para que no rompas la yema. Cascar el huevo en un tazón primero puede ayudarte a sacar cualquier cáscara que haya caído antes de cocinar. Cuando eches el huevo, oirás un chisporroteo leve, pero nada debe saltar violentamente.

Cuando no puedas ver el fondo de la sartén, ya que las clarasse habrán cocido de color blanco, estarás listo para proseguir al próximo paso. No trates de mover los huevos en este paso, porque todavía estarán gelatinosos. Según la temperatura este proceso dura de uno a tres minutos.

Tapa la sartén y baja el fuego cuando los bordes se hayan blanqueado. Ponle tapa a la sartén. Esto atrapará parte del vapor en la sartén, que cocinará la parte superior de los huevos y ayudará a cuajar las claras. Este es el mejor método para que la yema siga líquida, porque un exceso de calor directo puede cocinar la yema debajo antes de que la clara se cocine totalmente.

Cuando ya no haya partes claras ni gelatinosas en la clara, el huevo estará listo. Puedes seguir cocinándolo para tener un huevo más duro, o puedes voltear la sartén y servirlo de inmediato. Habrá transcurrido un minuto más aproximadamente.

Levanta el huevo de la sartén con un movimiento rápido y firme de espátula. Debes levantar y sacar el huevo rápidamente para no romperlo. Añade la sal, pimienta o lo que te guste inmediatamente antes de que se enfríe.

Algunas ideas:

  • Si cae parte de la cáscara al tazón, sácala con una cuchara.
  • Tantea la temperatura correcta del quemador para que el huevo te salga exactamente como te encanta. Y recuerda que usarás esa configuración del quemador para freír en el futuro.
  • No sazones los huevos fritos hasta que estén a punto de terminar su cocción.
  • Los huevos frescos son los mejores para hacer huevos fritos.
  • No existe una regla que determine si los huevos fritos deben tener la yema líquida o cuajada. Eso queda a gusto de cada quien.
  • Si deseas, puedes añadirles un poco de pimienta o chile en polvo (si te gusta el sabor picante).
  • Un huevo frito puede resolverte un desayuno, un almuerzo o una cena. Con arroz cocido en blanco obtendrás el llamado arroz a la cubana.