Manjares otoñales: Pimientos del Bierzo

Llega el otoño y con él una época de disfrute para los sentidos. Esta estación llega cargada de manjares y nuestro blog se propone hacer un recorrido por ellos. Empezamos por el pimiento asado del Bierzo. Esta semana te hacemos un resumen de su historia berciana y te proponemos algunas recetas.

La historia del pimiento comienza en Ponferrada, donde se empieza a cultivar a mediados del siglo XVII, gracias clima suave que caracteriza la comarca. En 1650 se solía secar al sol y en 1669 se comenzó a asar, incrementándose así el consumo considerablemente.

Autor: juanelos

Sus virtudes se impusieron y fueron las amas de casa bercianas quienes iniciaron la tradición del Pimiento Asado del Bierzo. El pimiento se dio a conocer  fuera de esta comarca como una joya de la gastronomía berciana, convirtiéndose en uno de sus símbolos. El nacimiento de la primera industria artesana conservera se produjo en 1818 en Villafranca del Bierzo.

En las últimas décadas, la producción de pimientos se ha concentrado en los municipios de Cacabelos, Camponaraya y Carracedelo.

Durante el siglo XX fueron surgiendo diversas industrias elaboradoras de Pimiento Asado del Bierzo. El mutuo apoyo de éstas hizo posible que tras muchos esfuerzos se obtuviese, el 12 de noviembre de 2002, un distintivo de calidad.

Aquí dejamos un recetario que sorprenderá:

http://www.pimientoasadodelbierzo.es/recetas.htm

Si te decantas por comprar este alimento asegúrate que lleve la contraetiqueta que garantiza su procedencia y su elaboración de forma tradicional, con todos los controles obligatorios para hacer llegar a los consumidores un producto superior y con seguridad alimentaria.

‘GastroGaudí’

El Museo Gaudí Casa Botines y la Editorial Entrerríos, editora de la Guía Gastronómica de León, han firmado un convenio de colaboración para la puesta en marcha de un foro de divulgación y debate en torno al mundo de la gastronomía. Bajo el título de ‘GastroGaudí’, la iniciativa supondrá la creación de un punto de encuentro para productores, profesionales, críticos y consumidores en el que la promoción de los productos autóctonos y la conexión entre cocina, arte, cultura y arquitectura serán los ejes centrales.

La programación de actos previstos y que se irán desarrollando en los próximos meses incluirá showcookings, ferias, catas y muestras de vinos, talleres de gastronomía, masterclass, presentaciones, congresos y seminarios, entre otros eventos. Durante la firma del convenio, a la que asistieron Juan Flecha y Agustín Iglesias por parte de la Guía Gastronómica de León, y la directora de la Fundación España-Duero, Blanca de Elías, se puso de manifiesto la importancia y proyección de la marca “Gaudí” en el ámbito internacional y la necesidad de establecer sinergias entre distintos sectores, como el arte y la gastronomía, para contribuir a consolidar León como un referente, también, en divulgación gastrocultural.

Con este giro, los cocineros se conceptualizan como prestigiosos chefs, los amantes de la gastronomía son los prescriptores más demandados o ir de tapas es vivir una experiencia sensorial. Es una realidad incontestable que comer ha pasado a convertirse en una de las actividades lúdicas más valoradas por el público. De hecho, todo lo que guarda relación con la gastronomía está de moda; y por este motivo, surge la demanda de información y formación especializadas, como la que ofrece el nuevo proyecto ‘GastroGaudí’.

 

Forzudo, un vermouth de Oro

El Vermouth Forzudo ya es de oro, según los expertos que han participado este agosto en el Concours Mondial de Bruxelles, el Spirit Selection; un certamen anual en el que más de 1100 participantes compiten para ser los mejores de su categoría. En esta edición Forzudo ha conseguido una de las más altas puntuaciones para hacerse con la máxima distinción de concurso, la Gran Medalla de Oro.

La participación en este certamen, el Spirit Selection, se enmarca dentro del gran encuentro que supone el Concours Mondial de Bruxelles, donde los más prestigiosos catadores han valorado en esta edición 1140 bebidas espirituosas a fin de premiar los mejores productos. Los principales países premiados en 2017 han sido Francia (incluidos los territorios de ultramar: Guadalupe, Martinica y La Reunión), China, México, Italia y Taiwán. Francia y sus territorios de ultramar también alcanzaron el mayor número de Grandes Medallas de Oro (8), seguido por México (3), luego Italia y España, cada uno con dos Grandes Medallas de Oro. Un hecho que cobra mayor relevancia para Vermouth Forzudo, pues ha sido uno de los dos únicos productos españoles en conseguir la máxima distinción.

Vermouth Forzudo sale al mercado este 2017 con una clara vocación: convertirse en referencia para todos los paladares, protagonista de aperitivos y rey indiscutible de la coctelería más selecta. Inspirado en la vieja tradición, y auspiciado por la destilería más antigua de España, Forzudo tiene su origen en El Bierzo, donde se cultiva y produce el vino base para su elaboración y donde crecen los botánicos que le confieren un sabor especial y lleno de matices.

.

Ya no hace falta ir al Valhalla para beber hidromiel: la tienes en el Bierzo

Se considera la primera de las bebidas alcohólicas que consumió el hombre,  precursora de la cerveza. La hidromiel es una bebida histórica cuya preparación se fundamenta en la fermentación de una mezcla de agua y miel. Su uso fue fuertemente difundido por los pueblos de la antigüedad. Y es que las antiguas civilizaciones (celtas, sajones, normandos, griegos, íberos, romanos, teutones …) le otorgaron propiedades energéticas, digestivas y relajantes, y en algunas culturas era una bebida reservada a los héroes, heroínas y escogidos.

Para los griegos era el Melikraton, para los romanos el Aquamulsum – la bebida preferida de Julio Cesar –.  Los teutones la asociaban con la fertilidad pues la otorgaban propiedades afrodisiacas y en la tradición vikinga era la bebida que ofrecían las valkirias a los guerreros que morían en combate a su llegada al Valhalla.

La hidromiel también tiene su sitio en la literatura y el cine, en novelas como “El Médico” de Noah Gordon y películas como Beowulf de Robert Zemeckis, “El Señor de los anillos” de Peter Jackson y “Robin Hood, príncipe de los ladrones” del director Kevin Reynolds. Harry Potter y Asterix y Obelix también han probado la bebida en alguna de sus entregas.

Ahora, la hidromiel regresa al Bierzo, gracias a  al último producto de la pequeña empresa ‘Cerveza Castreña’. En su caso, una hidromiel llevada a cabo con agua, miel cosechada directamente de las más de 200 colmenas que la empresa tiene repartidas por toda la comarca, levadura para agilizar el proceso de fermentación y un poco de lúpulo para diferenciarla del resto de hidromiel que hay en el mercado.

Esta nueva bebida artesana se une a la Ipa y a la Apa que ya elaboraba la marca berciana y a un yogur artesano elaborado con queso de oveja y miel de la comarca.

QUINITO

El nuevo producto Castreña supone la exaltación de la bebida típica de los apicultores y un intento por recuperar la bebida alcohólica tradicional del Bierzo antes de la llegada de los romanos, con una graduación superior a la de una cerveza tradicional, 14 grados. “La hidromiel es la bebida alcohólica más antigua. Es el germen originario de la cerveza. Es un licor, entre comillas, por su alta graduación, que está muy bien compensada. Se nota el toque alcohólico pero muy enmascarado por el toque del lúpulo. Esta bebida dejó de consumirse por la llegada de los romanos a la península que trajeron la vid y pusieron de moda el vino. Yo recupero un poco la receta y lo hago con mucho cariño. El secreto de la receta es nuestra miel. Una miel del Bierzo, de montaña, de calidad, en lugares donde no hay contaminación y para cuya elaboración se sigue un proceso muy cuidado”, explicaba Carlos Fernández durante la presentación de su producto este año.

Un ‘patito feo’ convertido en cisne

700 gramos, rugosa, irregular, negruzca ¿Precio? 2.300 euros. Es el valor que alcanzó la trufa negra subastada por el PDI (‘Patronato para el Desarrollo Integral de la Provincia de Soria’) en la puja que el maestro cocinero Juan Mari Arzak dirigió en la reciente edición del congreso ‘Madrid Fusión’. Un producto que, aunque poco atractivo en apariencia, es sin duda uno de los más cotizados por los gourmets de medio mundo. Entre ellos, los pagadores de esos 2.300 euros, Jorge Montañés y Ramón Ramírez, que destinarán su preciada adquisición a elaborar dos de los platos servidos en su local madrileño ‘Juan Bravo 25’, esto es: crema de patata con tuétano y trufa y el postre trufa de trufa.

Y es que, ahora que este hongo está de temporada, son varios los restaurantes que lo incluyen en sus cartas, incluso que crean menús ‘temáticos’ con él como protagonista. Es por ejemplo el caso de ‘Pedro Larumbe’ (también en la capital) cuya propuesta consiste en una comida a base de: aperitivo de taco de foie-gras y trufa; carpaccio de trufa negra ‘Carbonara’; crema trufa de alubia de León y raviolis de yema líquida; corvina asada con pasta fettuccini trufada; pato trufado envuelto en col con salsa de oloroso; y trilogía de trufas de chocolate, café y golosinas. Todo ello por un precio de 65 euros por persona.

Su uso casero

Sin embargo, obviamente no es necesario acudir a un restaurante para disfrutar de este pequeño tesoro culinario; también podemos utilizarlo como ingrediente en nuestras recetas caseras. Así, si tienes la suerte de hacerte con una de estas trufas negras y no tienes muy claro cuál debe ser su empleo, no pierdas de vista las siguientes recomendaciones:

-Sólo bastarán unos gramos de trufa para conceder un exquisito sabor y aroma a tus platos. Efectivamente, la buena noticia es que, a pesar de lo elevado de su precio (debido a la escasez de producción) únicamente es necesario utilizar una pequeñísima cantidad de trufa en cada ocasión.

-La trufa debe ser redonda y de una sola pieza.

-No se deben pelar. Hay que tratarlas con mucha delicadeza y limpiarlas sin mojarlas demasiado. Bastará con cepillarlas con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Si aún tienen restos de tierra, se limpian con un trapo húmedo. Las partes podridas se eliminarán.

-Para conservarlas se pueden dejar en un recipiente bien limpias y cubiertas por agua, en el interior del frigorífico.

-Ten en cuenta que, además de la trufa negra (o de invierno) también existe la blanca (o de verano) que no debemos confundir con la ‘trufa blanca italiana’, muy aromática y mucho más cara. Además, tenemos que saber que hay una variedad de trufa llamada china, muy similar a la negra en apariencia pero de inferior calidad, por lo que es más barata (unos 70-80 euros el kilo).

Fuente: hola.com

Aquí os dejamos la RECETA DE LA SEMANA:

POLLO ASADO CON PERAS

Ingredientes:

1 ud. pollo
5 ud. pera conferencia del Bierzo
0’25 l. caldo
0’25 l. vino blanco
2 diente ajo
aceite de oliva
sal y pimienta molida
calabacín

Preparación:

• Salpimentar el pollo.
• Colocar dentro del mismo los ajos pelados y una pera entera sin pelar.
• Rociar con aceite. Llevar al horno y colocar las otras peras alrededor. El horno debe de estar a 200ºC.
• A los 20 minutos añadir el caldo y el vino y darle la vuelta al pollo.
• Dejarlo otros 20 minutos.
• Servir con unas rodajas de calabacín fritas y las peras troceadas.

La pizza, de orígenes humildes a la alta cocina

 

EBD Muchos autores afirman que la pizza, tal y como se conoce en la actualidad, procede de la ciudad de Nápoles (Italia) y aparece como plato popular entre los napolitanos, en algún instante no definido del siglo XVII. Nace como un  alimento humilde y su composición no era tan variada como la actual.

Los panes planos y las preparaciones fundamentadas en ellos, como la pizza, son típicos de las cocinas mediterráneas. De esta manera, se tiene la antigua “focaccia” (alimento muy popular entre los soldados romanos) que se remonta a los antiguos etruscos, la coca (que posee variantes dulces y saladas) de la cocina española, el pan pita griego y relacionado con la turca “pide”, y la africana injera. Panes similares existen fuera del área del Mediterráneo; entre ellos se encuentra el indio Indian “paratha” y el alemán “flammkuchen”. La existencia de estas variantes locales ha hecho que la denominación de la «pizza» haya quedado diluida en una infinidad de variantes regionales.

La focaccia, origen de la pizza

La pizza es una de las comidas rápidas más internacionales (junto con la hamburguesa), que se ha extendido desde Nápoles al resto de Italia y después al mundo, debido quizás a la inmigración italiana a diversas partes, diáspora que sacó con ella este plato. Desde su invención, la pizza ha sufrido muchas modificaciones regionales, por ejemplo en Roma es muy popular la pizza al taglio, en Liguria la sardenara, en Sicilia la sfincione, etc. Y fuera de Italia, en México, la pizza mexicana, la árabe manakish, en EE. UU. la chicago-style pizza, la francesa pissaladière… y cómo no, la deliciosa pizza argentina, con sede en Buenos Aires.

Pizzeria_Port_Alba

La primera pizzería del mundo

La primera pizzería del mundo

La antigua pizzería Port’Alba (‘puerta blanca’), en la ciudad de Nápoles, es considerada como la primera pizzería del mundo. En 1738 empezaron a producir pizzas para los viandantes y en 1830 se expandieron a una especie de pizzería-restaurante con mesas y camareros. Hoy en día sirven pizza bajo las mismas premisas.

Hacia 1830, el escritor francés Alexandre Dumas (padre) describe la pizza en la corte de Nápoles en su novela Le corrícolo. Dumas describe la pobreza de la gente que habita la ciudad, a los que denomina lazzaroni (‘lazarones’, como evocación al pobre Lázaro, personaje bíblico) y describe cómo esas gentes humildes desayunan, almuerzan y cenan un pan plano al que añaden diversos ingredientes: «En Nápoles se elaboraba con aceite de oliva, tocino, queso, tomate y anchoas en salazón». El empleo de queso mozzarela (procedente de leche de búfala) se introduce en Italia debido a las invasiones de poblaciones procedentes de Asia.

Alta cocina

Y, como otros muchos alimentos populares, la pizza también puede ser un producto gourmet, de alta cocina. Precisamente, hace unos días los responsables de la empresa italiana Negrini ofrecían en San Sebastián una cata de vinos y pizzas, pues, según sus palabras, una pizza con productos de calidad es un plato perfecto. Así, presentaron en primer lugar una  pizza con mortadela de trufa y crema de calabaza, en masa romana, acompañada de champagne Ferrari. En segundo lugar, ofrecieron otra con burrata y copa, un lomo cabecero del cerdo blanco italiano, con vino biológico de Ciu Ciu Altamarea. La tercera de las pizzas se cocinó con una masa al tallo con pastrami italiano al corte de buey, regada con  lambrusco rosado italiano Giacorazzi. La cata finalizó con una pizza de masa clásica italiana con queso erborinato y taleggio, acompañada de dos tintos italianos… Pura sofisticación culinaria.

Fuentes: Wikipedia, El Diario Vasco

 

Mantecadas, de Astorga, por supuesto

Las Mantecadas de Astorga son uno de los productos de repostería más conocidos y con más tradición de nuestro país y, con el paso de los años, se han ido convirtiendo en un ‘delicatessen’, presente en  las mejores ferias gourmet. Su origen se remonta a hace más de 200 años, apareciendo la primera referencia escrita de las Mantecadas en 1805. Durante el siglo XIX fueron apareciendo los primeros obradores, hasta llegar a los siete existentes en la actualidad.

Las materias primas utilizadas en la elaboración de las Mantecadas de Astorga son de primera calidad y siguen respondiendo a la receta tradicional: harina, huevos, manteca de vaca y azúcar. El proceso productivo es el mismo que hace 200 años. En primer lugar, se baten los huevos con el azúcar. Una vez que el huevo se esponja, se incorpora la harina. Se continúa batiendo, incorporándose por último la manteca de vaca, batida previamente.

Finalmente, la masa se introduce en las tradicionales cajillas de papel, elaboradas a mano (lo que ha dado lugar a un oficio típico de Astorga, el de las cajilleras), y se hornea hasta que las Mantecadas adquieren su color tostado típico. Materias primas naturales, de máxima calidad y una elaboración artesanal garantizan un producto único.

Su calidad y su importancia histórica fueron reconocidas, en 2004, con la concesión de una figura de calidad como es la Indicación Geográfica Protegida (IGP), que certifica su origen y su autenticidad. En la actualidad, la IGP vende cada año más de 2.000.000 de etiquetas. La IGP se encarga de vender etiquetas de reconocimiento de calidad a los fabricantes de mantecadas en la zona geográfica que abarca Astorga, Brazuelo, Valderrey y San Justo de la Vega. La Indicación viene contribuyendo de esta manera a crear un producto de calidad, que sigue la fórmula tradicional al 100% y a unificar la diversidad de recetas que se podían encontrar en el mercado antes de su aparición.

Esta identificación de calidad cuenta con siete empresas asociadas: La Mallorquina, El Arriero, Choco Dulces con sus mantecadas ‘Los Maragatos’, Milagritos y Velasco. En la actualidad la fábrica de la Viuda de Alonso ha cesado su actividad pero sigue comercializando su marca por medio de otros, según se explica desde la propia Indicación.

La IGP  nació como promotora desde la Cámara de Comercio de Astorga. Su solicitud de registro o como Indicación Geográfica Protegida para las Mantecadas de Astorga y se publicó, tras su aprobación, en el “Boletín Oficial de Castilla y León” de nº 121 el 25 de junio de 2004. Su principal objetivo es “certificar que las mantecadas evaluadas cumplen con una calidad. Además se encargan de la promoción, publicidad y difusión de la empresa fabricante y de la gestión de subvenciones”, según señalan fuentes de la organización.

No te pierdas la quinoa, rica y con múltiples beneficios

Fuente: Pinterest

La quinoa, uno de los granos más importantes de los Andes, es técnicamente la semilla de una hierba, aunque es considerada un grano. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas) pero se compara con los cereales por su composición y su forma de comerlo. En la actualidad, su consumo comienza a extenderse en España y ya está presente en muchos supermercados y establecimientos de alimentación.

En comparación con otros granos integrales, es relativamente rica en proteínas, hierro y magnesio y su sabor es agradable y textura suave, y es excepcionalmente versátil y fácil de usar.

Se cocina en 15 a 20 minutos y puede ser utilizado en una gran variedad de platos desde el desayuno hasta el postre. Por la mañana puedes tomarlo como cualquier otro cereal de desayuno mezclándolo con pasas, canela, un toque de jarabe de arce y un plátano en rodajas. Para el almuerzo usalo en ensalada o servido junto con frijoles negros y vegetales salteados. Las posibilidades de la quinoa en la mesa son infinitas.

En comparación con otros granos integrales, es relativamente rica en proteínas, hierro y magnesio y su sabor es agradable y textura suave, y es excepcionalmente versátil y fácil de usar.

Para cocer la quinoa utiliza tres partes de agua o caldo por una parte de grano.

La quinoa debe lavarse antes de cocerla para eliminar la saponina que contiene, para ello se enjuaga unos segundos bajo el chorro de agua fría, veremos que hace espuma por esa saponina. No se debe dejar en remojo más de unos minutos pues lasaponina se despositaría en su superficie y no lograríamos eliminarla.

Tenlo a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que el grano se convierte en transparente. Trata de asegurarte de que esté al dente, de la misma manera que con la pasta.

Lo mejor es que según vayas probando, cocinarla hasta que la encuentres de tu agrado. El tiempo perfecto de cocción se alcanza cuando cada grano de quinoa ha doblado su volumen y libera su germen blanco.

A continuación te ofrecemos un completo recetario, extraído, al igual que este artículo, de la web quinoarecetas.es

http://www.quinoarecetas.es/primeros-platos

http://www.quinoarecetas.es/segundos-platos

http://www.quinoarecetas.es/postres

Licor de genciana de Orallo

Patricia Castro En Laciana se conoce como ‘genciana’ pero en otros puntos de Europa recibe el nombre de ‘Hierba de San Ladislao’. Es una planta, con grandes propiedades medicinales y muy apreciada como tónico digestivo, que se produce en zonas altas de montaña por lo que Orallo, entre otras, es una zona idónea para su crecimiento.

Ahora la junta vecinal de dicha pedanía ha decidido utilizar esta planta para fabricar licores que fueron presentados durante la celebración de ‘El día de la Trashumancia’, a través de una degustación.

Además, sus fabricantes -la Junta Vecinal junto con vecinos del pueblo- han conseguido dar suavidad al amargo sabor típico de la genciana. Para lograr dicho cometido, la raíz de la planta se añade en el preparado tan solo horas antes del resultado final con el fin de lograr un licor suave.

No es la primera vez que desde esta entidad local menor se comercializa una bebida ya que el año pasado, y coincidiendo también con la fiesta de la trashumancia presentaron la cerveza artesanal ‘Orallo Bosquiterio’, una bebida natural elaborada con tres variedades de malta de cebada, copos de avena, agua, levadura ale (alta fermentación) y dos variedades de lúpulo fresco.

 

Granizado de verduras, la última tendencia

Inmersos ya en pleno verano y con el buen tiempo acompañándonos, los granizados son uno de los alimentos favoritos de los españoles. Consumir este refrescante alimento puede convertirse en toda una aventura de colores, tamaños y sabores. Y ¿por qué no un granizado de verduras? Una combinación clave para llevar una dieta equilibrada y disfrutar del placer de un buen granizado. Y no te compliques, puedes utilizar verduras congeladas, sí, y sin perder un ápice de calidad y sabor.

Y es que la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) recuerda la importancia de mantener el organismo constantemente hidratado, así como llevar una alimentación sana. Para ello, proponen la elaboración de granizados vegetarianos durante los meses de calor.  Una alternativa muy saludable que combina, una de las bebidas estrella del verano – capaz de calmar la sed, combatir el calor y refrescar nuestro organismo – con la ingesta de verduras, fuente de vitaminas, minerales y fibra, nutrientes esenciales para el cuerpo humano y con bajo aporte calórico.

Un granizado de verduras congeladas, realizado en casa, con ingredientes totalmente naturales y en pocos minutos puede ser una sorprendente y divertida alternativa que, además, ayudará a que pequeños -y grandes- consuman verdura de manera diferente.

Y es que comer verduras es ganar salud. Por ello, la OMS recomienda un consumo mínimo de 3 a 5 raciones de fruta y verdura al día. Y para facilitar esa ingesta diaria, es muy interesante contar con verduras congeladas por sus especiales características: están siempre disponibles, en cualquier momento del año, son medioambientalmente sostenibles – ya que llegan al consumidor limpias, enteras o troceadas, por lo que no generan desperdicios-, y son de uso fácil y rápido, ya que se presentan listas para cocinar. La propuesta de ASEVEC busca fomentar y animar a la población a cumplir con esas recomendaciones, y para ello nos propone las siguientes recetas, dos sorprendentes propuestas a base de zanahoria, espinacas y brócoli, tres piezas clave en la nutrición de las personas por su aportación de vitaminas, minerales y fibra tanto en el brócoli como en las espinacas. Por su parte, las zanahorias ayudan a prevenir enfermedades en la vista, a fortalecer el sistema inmunitario y además, tienen propiedades anticancerosas.

Granizado verde de espinacas

Ingredientes:

  • 100 gr de espinacas congeladas
  • 1 Lima
  • 300 ml Leche de almendras
  • 1 puñado de Menta

Elaboración:

En un vaso batidor, echar las espinacas directamente desde la bolsa (sin descongelar) y triturar.

Exprimir la lima y añadir su zumo, unas hojas de menta y la leche de almendras.

Triturar el contenido del vaso hasta obtener un batido homogéneo de un bonito color verde.

Llevar el batido al congelador y dejarlo durante una hora. Al cabo de ese tiempo, sacar y volver a batir.

Volver a meter en el congelador otra hora y repetir el proceso tres veces más. En total, una vez batido, se debe repetir el proceso de congelado y triturado tres veces.

¡Y listo para servir! Decorar con unas hojitas de menta fresca y una pajita ancha.

 

Granizado de zanahoria, brócoli y coco

Ingredientes:

  • 150 gr. Zanahorias congeladas
  • 50 gr Brócoli congelado
  • 300 ml Leche de coco

Elaboración:

Directamente de la bolsa, echar las zanahorias en un vaso triturador.

Añadir poco a poco la leche de coco y una parte del brócoli. El resultado tiene que ser homogéneo y cremoso.

Introducir el batido de zanahoria, brócoli y leche de coco en el congelador durante una hora. Después, volver a echar en la batidora y batir durante unos segundos. Volver a meter el resultado en el congelador y repetir el proceso tres veces.

Coger la parte de brócoli que hemos reservado y rallar sobre el zumo.

¡Ya tienes el granizado! Servir en vaso y esparcir por encima el brócoli rallado.